Desde CCOO se nos ha remitido la noticia de que Inspección de Trabajo abre expediente sancionador contra IKEA por cesión ilegal de trabajadores de una empresa subcontratada, eludiendo  salarios y derechos marcados en el convenio de grandes almacenes. A continuación publicamos el correo remitido a nuestra web así como la notificación de Inspección de Trabajo de la apertura del expediente sancionador:

Cesión ilegal de trabajadores en IKEA.

Es habitual que esta empresa mantenga un número variable de contratados a lo largo del año. Las fórmulas empleadas son principalmente la contratación directa por parte de la empresa a través de contratos temporales de tiempo determinado para atender necesidades puntuales. La otra fórmula habitual es la de contratar horas de trabajo a través de una empresa de trabajo temporal. En ambas fórmulas los trabajadores y trabajadoras tienen garantizadas las mismas condiciones laborales y salariales que los trabajadores del Convenio Colectivo del sector, que es el de Grandes Almacenes.

La contratación a través de ETT supone un coste mayor por hora y trabajador para la empresa, aunque tienen una mayor flexibilidad en cuanto a tiempo de prestación de trabajo. La contratación directa tiene un coste similar que la de un trabajador con contrato indefinido, pero tiene menos flexibilidad en cuanto a prestación del tiempo de trabajo al tener que cumplir con las exigencias del Acuerdo de Horarios, firmado por la RLT y la empresa para regular las planificaciones horarias de la plantilla.

En la ambición de la empresa de ahorrar costes salariales y sin embargo disponer de los trabajadores al antojo de la empresa, el año pasado, IKEA contrató a una empresa de servicios para que le hiciera trabajos de Reposición y preparación de pedidos. La empresa contratada fue Stock Uno, del grupo DIANA. Los trabajadores y trabajadoras de esta empresa se rigen por un convenio propio, muy por debajo del Convenio de Grandes Almacenes, tanto en derechos laborales como salariales, llegándose a dar el caso de que no se cumplía ni el propio convenio y llegando a funcionar la subcontrata, en la práctica, como una ETT. Detectado el caso por la Sección Sindical de CCOO en la empresa, se le solicitó a IKEA la documentación que están obligados a facilitar para contrastar algunos extremos. Esta documentación fue negada por la empresa. Sin embargo, por otros medios, la sección sindical tuvo acceso a algunos contratos de trabajo de los trabajadores de STOCK UNO y algunas nóminas. Con este material y contrastado que se estaba realizando una cesión ilegal de trabajadores, se interpuso denuncia ante la inspección de trabajo de Sevilla. Fundamentalmente, la empresa STOCK UNO lo único que estaba haciendo era suministrar mano de obra para la realización del mismo trabajo que hacen los trabajadores contratados directamente por IKEA y de manera simultánea. Adjuntamos resolución de la inspección de trabajo, donde se abre expediente sancionador contra IKEA y STOCK UNO”