El despido de la mujer embarazada. Nulidad automática.
Alberto Benítez Sanabria, colaborador de ABP


El despido de la mujer embarazada ha sido desde antiguo, una situación que la Doctrina Jurisprudencial ha ido configurando y modelando.

Tradicionalmente el despido de la mujer embarazada o en estado de gestación, ha gozado de una mayor protección que el despido de una trabajadora sin esta condición, dado que Juzgados y Tribunales vienen entendiendo que el despido de una mujer embarazada atenta contra su derecho Constitucional a la no discriminación por razón de sexo.

Y no solo la Sala IV del Tribunal Supremo o Tribunales Superiores de Justicia vienen entendiendo esto, sino que ya en el artículo 53.1 b) del Texto refundido del  Estatuto de los Trabajadores ampara esta situación, del siguiente tenor literal:

“Será también nula la decisión extintiva en los siguientes supuestos:

b) La de las trabajadoras embarazadas, desde la fecha de inicio del embarazo hasta el comienzo del periodo de suspensión a que se refiere la letra a); la de los trabajadores que hayan solicitado uno de los permisos a los que se refieren los artículos 37.4, 5 y 6, o estén disfrutando de ellos, o hayan solicitado o estén disfrutando la excedencia prevista en el artículo 46.3; y la de las trabajadoras víctimas de violencia de género por el ejercicio de los derechos de reducción o reordenación de su tiempo de trabajo, de movilidad geográfica, de cambio de centro de trabajo o de suspensión de la relación laboral en los términos y condiciones reconocidos en esta ley.”

Pues bien, hasta hace pocos años, la doctrina jurisprudencial había venido a exigir que para la declaración de la nulidad del despido de la mujer embarazada, era requisito imprescindible que el empresario conociese tal condición de embarazada a fecha de la decisión extintiva, presumiéndose así que el despido se había practicado como consecuencia de tal estado de gestación y por tanto vulnerando el Derecho a la no discriminación por razón de sexo.

Esta línea jurisprudencial ha ido tornando a la no exigencia del requisito de que el empresario deba conocer con ocasión del despido de la mujer embarazada. Así, en la actualidad no es necesario que la empresa conozca que la trabajadora despedida se encuentre o no embarazada, presumiendo la vulneración del citado derecho a la no discriminación por razón de sexo si la despida se ha practicado sobre una trabajadora en estado de gestación. (Por analogía se aplica dicha protección a las trabajadoras que gozan de reducción de jornada por guarda legal de menor de 12 años, maternidad, paternidad, y situaciones análogas).

Esto es lo que viene denominando el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en sus últimos pronunciamientos (Sentencia TSJ 6217/2014 de 25/9/2014) como garantía reforzada; mecanismo que presume la vulneración de dicho Derecho fundamental con carácter automático al despedir a una trabajadora embarazada, sin entrar en la cuestión de que la empresa conociese o no la situación de gestación. Es muy ilustrador el literal de la sentencia a la que se hace referencia:

“De esta forma, se ha configurado por el legislador un mecanismo de garantía reforzada en la tutela de las trabajadoras embarazadas en la medida en que se exime de la necesidad de demostrar el conocimiento por un tercero de un hecho que pertenece a la esfera mas intima de la persona y que, por otra parte, presenta en la practica evidentes dificultades de acreditación, que sin duda el legislador ha tratado de obviar para lograr una protección mas efectiva de las trabajadoras embarazadas frente al despido.”

En este sentido, este despido sólo puede calificarse como procedente o nulo; no existiendo la posibilidad de que se califique como improcedente. Y precisamente es la calificación de ” despido nulo” la que obliga a la empresa a readmitir a la trabajadora en idénticas condiciones a las que gozaba a fecha del despido, con la obligación por parte del empresario a abonar los salarios de tramitación devengados desde la fecha de despido hasta la fecha de la sentencia que declare la nulidad del despido.

Por ello, la impugnación del despido sobre este colectivo, goza de una mayor protección, traducido en un aumento de las garantías de éxito de procedimientos de despido sobre mujeres embarazadas, fruto de una doctrina moderna, actual y garantista.

Autor: Alberto Benítez Sanabria. Responsable del Bufete Juristas Laboralistas y colaborador de ABP. Publicado por el bufete Juristas Laboralistas. Sevilla. Diciembre 2015.

http://www.juristas-laboralistas.es/el-despido-de-la-mujer-embarazada-nulidad-automatica/

Print Friendly, PDF & Email
Anterior Las horas extras no pagadas, una forma de explotación laboral más allá de la precariedad
Siguiente Acierto.com usa como clínex a los trabajadores

Comentarios

1 Comentario en "El despido de la mujer embarazada. Nulidad automática.
Alberto Benítez Sanabria, colaborador de ABP"

Normas de participación:

En abusospatronales.es no nos hacemos responsables de los contenidos de los comentarios. El usuario es responsable de la totalidad de las manifestaciones en Internet igual que en cualquier otro lugar. Los comentarios no tienen por qué corresponderse necesariamente con nuestra opinión. Los comentarios serán moderados y necesitaran la aprobación del equipo. Nos reservamos el derecho de suprimir referencias a personas concretas, insultos o amenazas, así como el derecho a no aceptar determinados comentarios -o parte de ellos- por el incumplimiento de las normas que exponemos a continuación. Lee las normas aquí. Lee también Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

.
Notificarme vía email si hay
avatar
Ordenar por:   Más recientes | Más antiguos | Más votados
MARISA PAREDES ESTEVANEZ
Invitado
MARISA PAREDES ESTEVANEZ
buenos días Mi hija pasó todas las pruebas de selección en Mercadona,la llamaron el mismo día, de que estaba dentro,.Le dijeron el día que tenía que ir, para firmar contrato indefinido con 6 meses de preparación en prueba. Cuál fue nuestra sorpresa que estaba embarazada,según el test, de 2 a 3 semanas,éste tes se lo realizó unos días antes de que firmara contrato y le dijeran donde tenía que ir,suele ser fuera de tu provincia,fué el día elegido para firmar y le tocaba hacer las pruebas de 6 meses en Calpe yo estaba fuera esperándola,vino llorando porque quería el puesto,y… Leer más »
wpDiscuz