Buenos días. Soy María y soy víctima de acoso laboral, mobbing.

Entré en Logikaline (empresa de telemarketing que presta servicio en Orona Ascensores – Grupo Mondragón) en Marzo 2010 para un contrato de teleoperadora con Idiomas. Tuve cuatro contratos distintos hasta Marzo de 2013 y cambio de horarios constantes. El último de las 9 a las 17:30 con 30 minutos para comer. No se podía comer en la empresa y tenía que comer en el coche. Este horario es perjudicial para la salud porque abarca los dos picos de llamadas: entre las 10 y 13 horas y entre las 15 y 18 horas. Mi volumen de llamadas, entre 400 y 600 al día.

Fui víctima de acoso por parte de una jefa con amenazas constantes de despido sin motivos. Todos los días mis compañeras me decían que no sabían y no entendían el motivo de tanta persecución. En Febrero 2013 estuve con una baja psicológica de 15 días debido al estrés y amenazas. He decidido ir a trabajar por miedo al despido. La psiquiatra tiene el relato del acoso y me dio dicha baja médica. En Marzo 2013 me incorporo a trabajar y pido una reunión con mi jefa para saber los motivos porque tiene comportamientos de hostigamiento conmigo y favoritismo con otras empleadas. Le expongo algunas situaciones y no admite pero tampoco lo niega. Tengo una grabación de 20 minutos. Pasados 15 días me despide. No firmo el despido y me aconsejo con mi médica. De nuevo una baja de 10 días. Hasta que por falta de fuerzas y muy debilitada firmo el despido donde notifican que el despido es por fin y obra de contrato.

Pasado un mes denuncio lo que ocurre dentro de la empresa al director para la que esta subcontrata presta servicios. Hay muchas irregularidades como, por ejemplo, personas que se despiden porque van para otras localidades de España y negocian con la empresa un despido irreal. La seguridad social les paga el paro correspondiente y reciben el finiquito.

Hay una ex-compañera que tiene un proceso en tribunal contra esta empresa por despido improcedente y donde yo voy a testificar en su favor. Tengo cartas de recomendación de todas las empresas por dónde pasé a lo largo de mi vida. Quiero saber si es posible hacer algo para denunciar este acoso, las irregularidades y los cambios constantes de horarios. Soy víctima de acoso y lo estoy pasando muy mal debido a la impotencia. No quiero dinero. QUIERO QUE ME DEVUELVAN MI SALUD.

La Abogada Contesta: 

LA DIFICULTAD DE DENUNCIAR EL ACOSO CUANDO LA RELACIÓN LABORAL HA FINALIZADO

El mobbing es uno de los daños que sufren los trabajadores aunque la ausencia de marcas sobre la persona del trabajador  dificulta su prueba. Según leo en tu caso, tienes varios informes médicos en los que te diagnostican stress por el trabajo, pero ya no formas parte de la empresa. Entiendo que te han dejado de renovar el contrato de trabajo que era de carácter temporal, así es que nos hemos quedado bastante desprotegidos. Ya no existe relación laboral, por tanto, el Juzgado de lo Social no sería tu campo de actuación, a no ser que aún no hayan transcurrido los 20 días laborables desde que se produjo tu extinción de contrato y les quieras denunciar por despido improcedente. En principio, la inexistencia de relación laboral te cierra algunas puertas. ¿llegaste a denunciar en la Inspección de Trabajo?. Hubiera sido una vía para probar a posteriori los hechos a los que aludes.

Desgraciadamente, este tipo de conductas degradantes y humillantes para los trabajadores no están permitidas pero la temporalidad de los contratos esconden muchas situaciones similares, en tanto en cuanto ante cualquier denuncia del trabajador éste puede ver rescindida su relación laboral.

Juana Serrano García