Cada maleta se lleva un trozo de nuestra espalda.
Publicado en porExperiencia.com


Este verano, unos 18.000 trabajadores en toda España cargaremos y descargaremos las bodegas de los aviones de pasajeros y mercancías de los aeropuertos del país: con las maletas de todas las personas que están de vacaciones, nosotros despediremos también algo muy valioso, nuestra salud. La exposición a riesgos musculoesqueléticos de los trabajadores y trabajadoras del handling es sistemáticamente ignorada por las empresas, los servicios de prevención y las mutuas.

La imagen que proyecta la aviación civil es la de un sector económico boyante con unas óptimas condiciones de trabajo. Pero esto debe matizarse en el sentido de que agrupa una gran diversidad de actividades que poco tienen que ver entre sí. En concreto, los trabajadores del handling manejamos manualmente miles de kilos de maletas y otras mercancías durante ocho horas de trabajo o más, ya que las horas extraordinarias son obligatorias y frecuentes. Y lo hacemos en lugares reducidos, bodegas de aviones, con ruido, vibraciones, trabajos a la intemperie, humos, gases, etc., cuyos riesgos para la salud son sistemáticamente obviados por todos los estamentos y normativas que rodean a este sector.

Algunos estudios evidencian la gravedad de los riesgos musculoesqueléticos a los que estamos expuestos los trabajadores del sector. En España, un estudio del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, publicado en 2010, sobre “Accidentes de trabajo por sobreesfuerzo” muestra que sobre más de 80 ramas de actividad, el transporte aéreo ocupa el puesto 11 de mayor incidencia.

¿En qué condiciones trabajamos?

Nos encontramos con una total ausencia de normativa preventiva, pues la Guía Técnica de Manipulación Manual de Cargas, editada por Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, solo es “para posturas de pie”, que son materialmente imposibles en los recintos en los que trabajamos. Un 50% de la manipulación manual de carga se realiza en recintos confinados: son bodegas de aviones con espacio muy reducido. Nos encontramos con espacios con dimensiones de 1,20 m de altura por 8,50 m de largo, donde hemos de realizar esfuerzos físicos importantes en posturas forzadas, en las que es imposible aplicar las técnicas preventivas de la movilización manual de cargas. Son movimientos forzados que realizamos de forma repetitiva, con ritmos de trabajo físico continuado y cargas de trabajo impuestas por las compañías aéreas. Descargamos una media de entre 4 a 6 toneladas en 45 o 50 minutos, que es el tiempo de escala de una aeronave. Además, parte de este trabajo lo realizamos a la intemperie, expuestos al ruido, a factores climatológicos y a vibraciones.

El otro 50% del trabajo de manipulación manual de cargas lo realizamos en los hipódromos o patios de maletas. El hipódromo es rectangular, compuesto por una cinta o correa que gira automáticamente –en constante movimiento– alrededor de una estructura rectangular, inclinada hacia el exterior con un tope que sujeta la maleta para evitar que se salga, encontrándose a una altura aproximada de 60 centímetros del suelo.

La tarea consiste en seleccionar las maletas, ya que hay diferentes vuelos facturándose a la vez, recogerlas y colocarlas en el carro que las transportará al avión. Los equipajes llegan a la cinta en distintas posiciones (más o menos girados con respecto al eje de la cinta); su peso, volumen y forma son variables, por lo que el agarre del equipaje puede darse en condiciones muy diferentes. Se apilan en el carro, que se encuentra en paralelo al hipódromo (giro de180º), hasta cuatro alturas o más y dos profundidades.

Una idea de la intensidad del trabajo la da el tiempo de facturación de un vuelo: tenemos una hora y media para mover 200 maletas de distintos tipos, pesos y agarres muy diferentes. Un trabajador en una jornada puede movilizar 20.000 kilos, las horas extraordinarias son –en la práctica– obligatorias, y en ellas el trabajador puede mover entre 3.000 o 4.000 kilos más. A todo esto hay que añadir unas condiciones de organización y ordenación del tiempo de trabajo muy inadecuadas.

Sin ninguna prevención

La manipulación manual de cargas que se realiza en la actividad de handling reúne todas las características negativas de la definición, pero la legislación relativa al manejo manual de cargas (Real Decreto 487/1997, de 14 de abril, y guía técnica correspondiente) no aporta, realmente, actuaciones o actividades preventivas que alivien o mejoren este específico trabajo realizado en los aeropuertos.

El peso y la frecuencia son las claves de este trabajo de alto riesgo que no es evaluado adecuadamente y al que empresas, servicios de prevención, mutuas y Administración ningunean, considerándolo como una actividad menor; sin apenas riesgos apreciables ante los que actuar y desarrollar acciones preventivas.

Se sabe que la manipulación de cargas por el personal de handling es el riesgo físico más grave e importante y que más bajas, accidentes, lesiones y enfermedades produce en los aeropuertos, pero los servicios de prevención, sus mutuas y la Administración miran para otro lado. CCOO Sector Aéreo de la Federación de Servicios a la Ciudadanía ha realizado una guía: “Guía sobre el manejo manual de cargas en los aeropuertos españoles”, en noviembre de 2013, pero hay que avanzar más. La exigencia a la que no podemos renunciar los trabajadores y las trabajadoras de este sector es la de disponer de una evaluación de riesgos acorde con nuestro trabajo en cada una de nuestras empresas. En las evaluaciones existentes se dice que para evitar el riesgo por sobreesfuerzo “no se hagan movimientos innecesarios”, y se quedan tan anchos.

¿Qué ocurre cuando enfermamos?

El Real Decreto de Enfermedades Profesionales incluye para los trabajadores de aeropuertos, como única enfermedad profesional reconocida, la hipoacusia y tenemos que sufrir para poder conseguir una incapacidad o jubilación por dicha enfermedad. Pero la situación es casi imposible cuando se trata de un trastorno musculoesquelético de extremidades superiores o inferiores. Lo primero que hacen es recomendarnos que trabajemos de rodillas para mantener la espalda recta en un lugar de trabajo que tiene 120 cm de altura o incluso menos. En esta condición conseguir un reconocimiento de accidente de trabajo ya es una pelea constante, porque la mutua nos manda sistemáticamente a nuestro médico de atención primaria y a los representantes de los trabajadores nos cuesta meses de lucha conseguir un cambio de contingencias, trámites de audiencias y por último judicializar el asunto.

En uno de los casos más recientes judicializamos el asunto a través de la Fiscalía de Siniestralidad de Málaga; se tramitó al juzgado y el juez decretó sobreseimiento provisional de las actuaciones, basando su sobreseimiento en que la Inspección de Trabajo no inició ningún acta sancionador o ningún acta de infracción contra la empresa denunciada. No obstante, el Ministerio Fiscal se opone al archivo de las presentes actuaciones, sosteniendo que es preciso practicar determinadas diligencias de investigación. Otra de las cuestiones que complica la prevención en las empresas de handling (Iberia, Swissport, Menzies, Cleve, Acciona, Ryanair, Easyjet, etc.) es que ellas hacen una explotación de dicho negocio y posteriormente desaparecen o continúan a los siete años de concesión por sorteo que decide AENA, sin embargo los trabajadores pasamos subrogados a otra empresa y los delegados de prevención volvemos a empezar otra nueva lucha. La realidad es que cada día vemos a los trabajadores en su puesto de trabajo con muñequeras, artilugios para la epicondilitis, fajas para la cintura, y un largo etcétera. Y es necesario parar esta injusticia.

*Primitivo Gámez es delegado de prevención de CCOO en la empresa Swissport Spain S.A., en Málaga, y técnico superior en Prevención de Riesgos Laborales.

http://www.porexperiencia.com/articulo.asp?num=69&pag=06&titulo=Cada-maleta-se-lleva-un-trozo-de-nuestra-espalda

 

Artículo anterior El sindicato “amarillo” FETICO demanda a Elespiadigital.com para “cerrarnos la boca” por denunciar sus presuntas corruptelas. Les vamos a decepcionar…
Siguiente artículo Noticias Obreras publica testimonios de abusos e injusticias en el ámbito laboral.

Comentarios

Sé el primero en comentar

dialog-information.png

Normas de Participación 

En abusospatronales.es no nos hacemos responsables de los contenidos de los comentarios. El usuario es responsable de la totalidad de las manifestaciones en Internet igual que en cualquier otro lugar. Los comentarios no tienen por qué corresponderse necesariamente con nuestra opinión. Los comentarios serán moderados y necesitaran la aprobación del equipo. Nos reservamos el derecho de suprimir referencias a personas concretas, insultos o amenazas, así como el derecho a no aceptar determinados comentarios -o parte de ellos- por el incumplimiento de las normas que exponemos a continuación. Lee las normas aquí. Lee también  Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

 
Notificarme vía email si hay
avatar
wpDiscuz