455,30 euros por siete meses de trabajo


El abogado coruñés Paulino Pérez Riveiro se ve obligado a defender en el caso Prestige al jefe de máquinas del petrolero, porque le correspondió por Turno de oficio, por 455,30 euros durante siete meses de trabajo, desplazamientos diarios de 200 Km y un sumario de más de 100.000 páginas. La Abogacía española exige una retribución digna.

El juicio del caso Prestige, que empezó el pasado martes ante una gran expectación, ha hecho que uno de los abogados se haya convertido en protagonista involuntario. Se trata del letrado natural de A Coruña Paulino Pérez Rivero al que le fue asignada por Turno de Oficio la defensa de uno de los acusados, el jefe de máquinas del Prestige, Nikolaos Argyropoulos, para el que se piden nueve años de cárcel por atentado contra el medio ambiente, daños y desobediencia.

El abogado, que ha tenido unos tres meses para leerse los más de 100.000 folios de lo que consta el sumario del caso, ha enviado una carta al director general de Justicia de la Xunta de Galicia solicitando un cambio, ya que la dedicación a este juicio durante siete meses, con dos desplazamientos diarios de 100 kilómetros y un sumario tan extenso le podría suponer la “ruina” ya que se vería obligado a no atender su despacho profesional.

Por el momento la Xunta ha alegado que los honorarios responden a lo que marca la ley, concretamente un baremo específico para diligencias previas. Sin embargo, ya en el macro juicio del 11-M se hizo una excepción a esa norma, hecho que recordó Pérez Rivero.

El Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) emitió ayer tarde un comunicado exigiendo una retribución digna para el abogado coruñés, para que “pueda ejercer en óptimas condiciones el derecho a la defensa de su patrocinado, en cumplimiento del mandato constitucional de que toda persona tiene derecho a obtener la tutela judicial efectiva sin que, en ningún caso, pueda producirse indefensión”.

Además Asimismo, el CGAE ha respaldado todas las gestiones realizadas por el decano del Colegio de Abogados de A Coruña, Antonio Platas, para que Pérez Riveiro obtenga una remuneración conforme a la complejidad del proceso y a la dedicación que requerirá la defensa de Argyropoulos.

Además de la institución que representa a los abogados españoles, varios letrados que participan en el juicio mostraron su apoyo a su colega de profesión, como el abogado Ramón Sabín, que representa a más de 70 cofradías de pescadores afectadas que reclaman daños por el vertido de fuel, quien ha calificado de “bochornoso” el tratamiento que está recibiendo este compañero.

http://www.expansion.com/2012/10/17/juridico/1350495626.html

Print Friendly, PDF & Email

Únete al debate

avatar
  Sigue el debate:  
Notificarme vía email si hay