CCOO denuncia que el Ayuntamiento de Mérida y Fremap falsean datos de absentismo


Las reacciones a las declaraciones de la delegada de Personal del ayuntamiento, Leonor Nogales, sobre las medidas que estudia el equipo de gobierno para reducir el gasto de personal, entre ellas un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para el personal laboral, no se han hecho esperar. Partidos políticos y sindicatos rechazaron de plano la posibilidad de que el ayuntamiento pueda despedir a trabajadores.

Las cifras sobre el absentismo laboral en el ayuntamiento y, sobre todo, el elevado coste que supone a las arcas municipales las bajas laborales –600.000 euros año, según Nogales– han sido esgrimidos esta semana por el alcalde Pedro Acedo y la propia Nogales como argumento para explicar la necesidad de reducir plantilla. Y a estos datos ha contestado la Federación de Servicios Públicos de CCOO, porque según un informe que hizo público ayer, los datos ofrecidos por Fremap y el Ayuntamiento de Mérida no se corresponden con la realidad en cuanto al absentismo, “ya que utilizan datos que legalmente nunca pueden ser denominados absentismo”, como la maternidad, paternidad, lactancia, riesgo durante el embarazo, enfermedades muy graves como oncológicas, coronarias y los accidentes de trabajo. “Todas estas causas de acuerdo con la Ley no son causas de absentismo y está determinantemente prohibido utilizarlo para estadísticas de falta de asistencia al trabajo o comúnmente conocido como absentismo laboral”.

CCOO considera que estas manifestaciones públicas “buscan eliminar la retribución que en caso de incapacidad temporal cobran los trabajadores del Ayuntamiento, es decir, perjudicar económicamente a quien ya sufre alguna enfermedad”.

También el PSOE rebatió con datos los argumentos de la delegada de Personal. Según la concejala socialista Marisa Tena, la cifra de la plantilla municipal “sobredimensionada”, según el PP es “mentira”. La plantilla fija la forman 600 trabajadores; el resto, hasta los cerca de 900, son contratados para programas específicos que “no cuestan dinero al ayuntamiento porque lo pagan otras administraciones”, aunque el equipo de gobierno del PP, dijo, está utilizando los fondos de estos programas para contratar a familiares y amigos del partido, “y no hay más que comprobar los nombre”., mientras está mandando a la calle a trabajadores temporales por no renovación de contrato, “a los que con las indemnizaciones que les tienen que pagar podrían haber mantenido en sus puestos de trabajo dos o tres años más”.

Marisa Tena calificó el anuncio de la delegada de Personal como un “aviso para navegantes” con el único objetivo de “amenazar veladamente” a los trabajadores y reprochó al equipo de gobierno que haya puesto en marcha un mecanismo de desprestigio contra los empleados.

Por su parte, Izquierda Unida de Mérida reprocha al equipo de gobierno, cuando se refieren al personal contratado en fraude de ley, que, “en lugar de corregir los incumplimientos producidos por el gobierno anterior, prefiere desentenderse de la protección de los derechos de los trabajadores y culpabilizarlos por las irregularidades cometidas por otros”.

CSIF avisa de que los empleados públicos no son los culpables del problema económica del ayuntamiento, y UGT insta al Ayuntamiento a que denuncie ante la inspección de trabajo todas aquellas irregularidades que crea que se están cometiendo.

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/merida/ccoo-denuncia-que-ayuntamiento-de-merida-y-fremap-falsean-datos-de-absentismo_643949.html

Print Friendly, PDF & Email

Únete al debate

avatar
  Sigue el debate:  
Notificarme vía email si hay