Condenados por un accidente laboral ocurrido en el ´Don Pedro´


El que era jefe de máquinas del buque ´Don Pedro´ en 2004 y el representante de la empresa amarradora de esta embarcación fueron condenados ayer a dos años de cárcel por un accidente laboral en el que un alumno en prácticas perdió dos dedos y se fracturó un tercero al arrancar el motor auxiliar y quedarle atrapada la mano en el engranaje.

Ambos hombres, F. R. M. y J. A. L. G., respectivamente, fueron juzgados ayer en la sala de lo Penal número 2 de Ibiza como presuntos autores de un delito contra los derechos de los trabajadores. Antes de la vista oral, la fiscal y los abogados defensores alcanzaron un acuerdo por el cual se rebajaba la condena pedida inicialmente de tres años a dos al aplicar la circunstancia atenuante de reparación del daño.

Ante esta modificación, los procesados reconocieron los hechos y se conformaron con la condena, que incluye también la inhabilitación durante dos años para el ejercicio de jefe de máquinas en el caso de F. R. M. y para realizar labores de técnico de prevención de riesgos laborales en cuanto a J. A. L. G.

Tras la conformidad, la juez declaró firme la sentencia y entonces los abogados de los acusados solicitaron la suspensión de la pena de prisión, a la que la fiscal y el letrado de la acusación particular no se opusieron. La magistrada indicó que, cuando confirmaran que ninguno de los procesados tenía antecedentes, la acordaría.

El accidente
Los hechos enjuiciados ayer se remontaban a abril de 2004, cuando el perjudicado, español de 42 años en este momento y 34 entonces, se encontraba de prácticas en el buque ´Don Pedro´ como alumno de máquinas.

Según el escrito de acusación provisional de la Fiscalía, F. R. M. le encomendó al alumno la tarea de arrancar el motor auxiliar número 3 cada vez que llegaran a puerto, «conociendo ambos acusados que dicho motor estaba averiado al faltarle un pistón y no funcionar el arranque automático». Asimismo, los dos sabían, detalla la acusación pública, que esa tarea «no podía ser realizada por un alumno en prácticas sin la presencia de un oficial».

Así, el 6 de abril de 2004 el alumno y otro trabajador de la empresa amarradora, que tenía la categoría profesional de calderero, al ver que el ´Don Pedro´ se acercaba al puerto de Ibiza fueron a la sala de máquinas a arrancar el motor auxiliar «siguiendo las instrucciones» dadas por F. R. M. al alumno de máquinas. Este último se colocó en el acople del alternador y el calderero en la válvula, que abrió de forma que se puso el motor en marcha. En ese momento, al perjudicado le quedó la mano atrapada en el engranaje.

Como consecuencia de lo ocurrido, el alumno en prácticas perdió dos dedos de la mano derecha y se fracturó un tercero, en el que después le ha quedado una rigidez como secuela. También ha sido diagnosticado de estrés postraumático.

http://www.diariodeibiza.es/pitiuses-balears/2011/06/22/condenados-accidente-laboral-don-pedro/490271.html

Print Friendly, PDF & Email

Únete al debate

Sé el primero en comentar

avatar
  Suscripción a:  
Notificarme vía email si hay