Denuncian contratos irregulares de jóvenes del este de Europa en un hotel de Portinatx


­Una quincena de jóvenes captados en el este de Europa trabajan en un hotel de Portinatx con contratos firmados en sus respectivos países de origen, a través de empresas locales, y que simulan unas prácticas docentes, incluyen una jornada laboral de 54 horas semanales y les obligan a aportar su propio seguro de accidentes y enfermedad, todo ello por 400 euros netos al mes y el alojamiento. Algunos de ellos protestaron por su situación y fueron despedidos.

«Creo que nos van a echar a todos», comentó ayer Alexandra Stefan, una joven rumana que trabajaba en el Hotel Club Vista Bahía Portinatx, a la que habían informado por la mañana que su relación laboral quedaba rescindida después de venir a Ibiza desde Rumanía, por segunda temporada consecutiva, en unas condiciones irregulares de contratación según ella y el sindicato UGT, que asesoró a estos trabajadores.

El martes el director del complejo, que pertenece a la cadena mallorquina dhotels, entregó una carta para informar de que prescindía de sus servicios a Alexandra, de 22 años, y a su novio, Raul-Ciprian Dobos, de 25. Según la joven, dos días antes habían hecho lo mismo con su amigo Robert. El director empezó a gritarle, empujarle y a golpear varias mesas, según los rumanos. En el caso de Alexandra y de Ciprian no ocurrió nada, puesto que previamente había sido avisada la Guardia Civil, añadió Alexandra.

El director, Alejandro Santana, negó ayer que se hubiese producido ningún enfrentamiento. «Son estudiantes que llegan al hotel para realizar prácticas merced a un acuerdo con escuelas y universidades europeas», explicó Santana. Según él, reciben una «gratificación» por su trabajo. «Si no están de acuerdo hablaremos con sus centros», añadió Santana, que aseguró que el sistema de contratación está en regla. «Alexandra Stefan deja de prestar su periodo de prácticas por motivos de indisciplina y problemas con sus supervisores inmediatos», reza la carta de rescisión entregada a la trabajadora.

Los empleados, estudiantes según el director, dormían en una habitación del hotel, que también les facilitaba la manutención. La jornada de trabajo era de 54 horas semanales (la jornada máxima en España es de 40 horas semanales).

Fernando Fernández, secretario general de la Federación de Hostelería de UGT, acudió ayer por la mañana a Portinatx, acompañado por otro sindicalista, para reunirse con los quince trabajadores afectados, que habían solicitado su ayuda. Fernández recordó que los contratos en prácticas no existen en el sector de hostelería y que el hotel está obligado a dar de comer a sus empleados dentro de su jornada laboral, pero no a facilitarles alojamiento.

El salario mínimo, según convenio, de un empleado que desempeñe las mismas funciones que tenían los jóvenes a su cargo ronda los 1.100 euros, según explicó Fernández. El salario en especie de un trabajador no puede superar nunca el 30% de sus percepciones salariales totales.

Además, en el contrato de Dobos se indica que los trabajadores deben aportar un seguro por si enferman o sufren algún accidente durante «el periodo de prácticas».

Los jóvenes, procedentes de Rumanía, Hungría y República Checa, se concentraron a la puerta del hotel para mostrar su solidaridad con los tres compañeros. Por la tarde ya eran cinco los empleados que habían rescindido su relación laboral y Alexandra alertó de que el director había convocado a todos para modificar su contrato.

Una vez finalizada la protesta, Fernández informó de que habían pedido la carta entregada a tres trabajadores y que iban a interponer dos demandas, una en el juzgado de lo Social de Ibiza y otra en la Inspección de Trabajo.

Según UGT, el hotel estaba haciendo un agravio comparativo, puesto que los trabajadores del Este de Europa desempeñaban el mismo trabajo que sus 20 compañeros, pero los primeros percibían a cambio 400 euros y los demás alrededor de 1.200 euros, en ambos casos con el alojamiento incluido.

«No es un contrato de prácticas, es un documento privado, son trabajadores», aseguró Fernández, que instó a los jóvenes rumanos a que no abandonasen sus habitaciones hasta que se aclarase la situación.

http://www.diariodeibiza.es/pitiuses-balears/2012/06/14/denuncian-contratos-irregulares-jovenes-europa-hotel-portinatx/559970.html

 

Anterior UGT denuncia “presiones y amenazas” en el hotel Meliá Salinas tras el despido de seis trabajadores
Siguiente Los accidentes mortales suben un 56 % en la industria, único sector que crece

Comentarios

Sé el primero en comentar

Normas de participación:

En abusospatronales.es no nos hacemos responsables de los contenidos de los comentarios. El usuario es responsable de la totalidad de las manifestaciones en Internet igual que en cualquier otro lugar. Los comentarios no tienen por qué corresponderse necesariamente con nuestra opinión. Los comentarios serán moderados y necesitarán la aprobación del equipo. Nos reservamos el derecho de suprimir referencias a personas concretas, insultos o amenazas, así como el derecho a no aceptar determinados comentarios -o parte de ellos- por el incumplimiento de las normas que exponemos a continuación. Lee las normas aquí. Lee también Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

.
Notificarme vía email si hay
avatar
wpDiscuz