El 15% de los trabajadores del mármol y la madera padece silicosis


La silicosis, quizá la enfermedad profesional más antigua que se conoce y que golpeó a generaciones de mineros durante el siglo pasado, está emergiendo de nuevo coincidiendo con el repunte en la construcción de encimeras en cocinas y baños usando aglomerado de cuarzo. Un estudio elaborado por el sindicato Comisiones Obreras advierte que más de 700 trabajadores andaluces (el 15% de los 5.000 empleados de la industria del mármol y la madera) tienen contraída esta enfermedad derivada de la inhalación de polvo de sílice durante varios años.

Las empresas de la comarca almeriense del Mármol, de Loja (Granada), de la Sierra Sur sevillana y de las zonas madereras de Jaén conforman el mapa de riesgo de esta enfermedad que cada vez se manifiesta con menos años de exposición. De hecho, el estudio de CC OO ha constatado el diagnóstico de silicosis en trabajadores con exposiciones inferiores a cinco años.

La falta de medidas preventivas está detrás del repunte de esta enfermedad. Según la encuesta realizada entre los trabajadores del sector, el 64% asegura que las empresas carecen de planes contra riesgos laborales, un porcentaje que se eleva al 82% en la actividad de manipulación del cuarzo. Estos aglomerados tienen una concentración en sílice cristalina que oscila entre el 70% y el 90% en función de los fabricantes. La inhalación de la sílice irrita la nariz, la garganta y las vías respiratorias y cuando las partículas de polvo entran en los pulmones se produce la silicosis. “Hay empresas que instalan ventiladores en lugar de aspersores como medidas preventivas”, alerta Juan Martínez, de la Federación de Construcción, Madera y Afines de CC OO-A.

La sílice cristalina es una sustancia que puede resultar cancerígena según el Instituto Sindical de Trabajo Ambiente y Salud, pero la silicosis raramente se considera como enfermedad profesional en estos ámbitos laborales, puesto que no se considera como tal, sino un cáncer. “Las mutuas se desentienden del tema y derivan la contingencia a la Seguridad Social, que debe asumir el coste de esta enfermedad”, afirma Isabel Delgado, de CC OO en Jaén. El sindicato ha editado una guía de prevención donde pide la implicación de los empresarios y se reclama de la Inspección de Trabajo que redoble las visitas a estas empresas y exija el cumplimiento del protocolo sanitario y de los límites de exposición de los trabajadores.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/04/25/andalucia/1335370796_621384.html

 

Anterior Afectados por el amianto piden un centro de referencia sobre la enfermedad en Euskadi
Siguiente Trabajadores inmigrantes, irregulares y en peligro en la Plaza Elíptica de Madrid

Comentarios

Sé el primero en comentar

Normas de participación:

En abusospatronales.es no nos hacemos responsables de los contenidos de los comentarios. El usuario es responsable de la totalidad de las manifestaciones en Internet igual que en cualquier otro lugar. Los comentarios no tienen por qué corresponderse necesariamente con nuestra opinión. Los comentarios serán moderados y necesitarán la aprobación del equipo. Nos reservamos el derecho de suprimir referencias a personas concretas, insultos o amenazas, así como el derecho a no aceptar determinados comentarios -o parte de ellos- por el incumplimiento de las normas que exponemos a continuación. Lee las normas aquí. Lee también Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

.
Notificarme vía email si hay
avatar
wpDiscuz