El 40% de los contratos en Málaga no duran ni un mes


La reforma laboral, aprobada por el Gobierno en decreto-ley y que fue ratificada por el Parlamento hace nueve meses, el pasado mes de septiembre, ni ha creado empleo ni ha elevado el número de contratos indefinidos. Casi el 94% de los contratos que se firman cada mes en Málaga son temporales, un porcentaje que incluso empeora el 91% y 92% que se registraba antes de la reforma. Pero es que, además, la mayoría de las contrataciones son casi de visto y no visto. De los 151.000 contratos firmados en lo que va de 2011 en Málaga, casi 60.000, o sea, cuatro de cada diez no llegaban siquiera al mes de duración, según las estadísticas del Ministerio de Trabajo. Todo esto sin sumar el gran cupo de contratos sin duración determinada, que lo mismo sirven para cubrir una baja de varios meses –por ejemplo de una embarazada– como una de sólo un par de semanas.

Contratos eventuales, por obra y servicio y de interinidad copan un mercado de trabajo dominado por profesiones de baja cualificación y donde los trabajadores encadenan un contrato en las ETT tras otro rotando por diferentes puestos y empresas. Los puestos donde las empresas firman más contratos responden a este perfil: peones agrícolas y de limpieza, camareros, dependientes, albañiles o cocineros. El panorama no es muy diferente del que en años anteriores han dibujado en Málaga los sindicatos CCOO y UGT, pero demuestra, a su juicio, que la controvertida reforma laboral no ha puesto freno a la precarización del mercado laboral malagueño.

«Muchos empresarios encubren con contratos temporales puestos que en realidad son estructurales», denuncian los sindicatos, que lamentan que la reforma haya dado carta blanca al despido con sólo 20 días por año trabajado si el empresario alega pérdidas económicas.

De cualquier forma, el tema de la temporalidad parece especialmente recurrente en la economía española, tan dependiente del sector servicios. Sin ir más lejos, el índice Eurostat situó a España en 2010 como el segundo país de la UE con mayor porcentaje de trabajadores con contrato temporal, del 25,4%, superado tan sólo por Polonia, con un 26,5%. Les siguen Portugal (22%) y Holanda, donde este tipo de contratos suponen el 18% del total.

«El empleo ha pagado la crisis»

«La crisis ha demostrado que es cierto lo que dijimos cuando a los gobiernos se les llenaba la boca hasta 2007 hablando de empleo. Se generó mucho trabajo, pero eran empleos de mala calidad, en sectores especulativos como el inmobiliario, y que se destruyeron a la misma velocidad que se crearon. Además, esta crisis no la ha generado el mercado laboral, sino otros factores, pero el empleo ha sido quien la ha pagado», dice el responsable del Gabinete Técnico de CCOO, Antonio Turmo.

Los sindicatos también citan otor fenómeno adscrito a la crisis: los contratos a tiempo parcial (es decir, trabajando sólo unas horas al día sin cubrir la jornada completa de 40 horas semanales) han crecido abrumadoramente, pasando de un peso del 25,1% en 2007 a un 32,8% en 2010. De cada cien contratos prácticamente 33 se hacen a tiempo parcial, con dos segmentos principalmente damnificados: los jóvenes y las mujeres.
Alguien pueden objetar que a algunas personas les puede venir mejor un contrato por horas por aquello de conciliar vida laboral y familiar, aunque las encuestas lo desmienten: el 50% de los que trabajan por horas dicen que aceptaron el empleo porque no les quedaba más remedio, y que su verdadero objetivo sería un trabajo a tiempo completo que les reportara un sueldo también completo.

http://www.laopiniondemalaga.es/malaga/2011/05/23/contratos-malaga-duran/424328.html

 

Anterior Un juzgado de Madrid admite una demanda por despido discriminatorio de una persona con VIH
Siguiente Una enfermera de La Fe desarrolla 5 tumores por exceso de radiación

Comentarios

Sé el primero en comentar

Normas de participación:

En abusospatronales.es no nos hacemos responsables de los contenidos de los comentarios. El usuario es responsable de la totalidad de las manifestaciones en Internet igual que en cualquier otro lugar. Los comentarios no tienen por qué corresponderse necesariamente con nuestra opinión. Los comentarios serán moderados y necesitarán la aprobación del equipo. Nos reservamos el derecho de suprimir referencias a personas concretas, insultos o amenazas, así como el derecho a no aceptar determinados comentarios -o parte de ellos- por el incumplimiento de las normas que exponemos a continuación. Lee las normas aquí. Lee también Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

.
Notificarme vía email si hay
avatar
wpDiscuz