El TSJ gallego libera a 30 operarios de Martínez Núñez para cobrar su despido


Una treintena de trabajadores gallegos de Canteras Industriales del Bierzo (Catisa) y de Transportes La Estrella, ambas propiedad del grupo de empresas berciano Martínez Núñez, han tenido que esperar a que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Galicia confirme en sentencia firme la extinción que habían solicitado de sus contratos para desvincularse definitivamente de su antiguo patrón. Los trabajadores, a los que el juzgado de lo Social número dos de Lugo había reconocido su derecho a recibir 1,1 millones de euros en total y en concepto de indemnizaciones por despido y sueldos atrasados, recibirán ahora poco más de la mitad de las cantidades adeudadas —27.000 euros de máximo, a razón de 30 días por año de servicio, según sus estimaciones— por parte del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), en vista de que las dos empresas bercianas, en concurso de acreedores, argumentan que no pueden hacer frente al pago.

Diecinueve trabajadores de Catisa, en su mayor parte de la planta de prefabricados de hormigón de Sarriá, y otros 11 de Transportes La Estrella, según las sentencias y autos a los que ha tenido acceso este periódico, se embarcaron durante todo el año pasado en una batalla judicial contra el grupo Martínez Núñez para lograr la extinción de sus contratos, en vista de que el grupo les había dejado sin actividad laboral—con vacaciones retribuidas— y les adeudaba salarios atrasados.

Los trabajadores se desmarcaban así de la mayoría de los operarios de las dos empresas (147 en Catisa y 73 en La Estrella) y siguieron su propio camino, con independencia de que el Juzgado de lo Mercantil número cinco de Madrid dictara en febrero del año pasado la extinción colectiva de los contratos de trabajo, fijando una indemnización de 20 días de salario por año de servicio con un máximo de 12 mensualidades.

Los 30 operarios vieron como después de esta decisión del juzgado de lo Mercantil madrileño, el juzgado de Lugo reconocía su derecho a percibir las indemnizaciones que les correspondían, en algunos casos, más de 60.00 euros. Finalmente, el TSJ gallego desestimaba los recursos de la empresa argumentando que se habían presentado fuera de plazo y el concurso de acreedores los dejaba también en manos del Fogasa, con la particularidad de que al contar con una sentencia judicial favorable, que se les notificó en noviembre pasado, les correspondería una cantidad algo mayor, según explicaba ayer uno de los trabajadores, que prefiere que su nombre no salga publicado.

Al día de hoy, sin embargo, siguen a la espera de que los administradores concursales les remitan la documentación necesaria para poder cobrar del Fogasa una parte de lo que la empresa no puede pagarles. Los trabajadores, sin embargo, no dejan de estar molestos porque la empresa está retomando su actividad sin haber saldado la deuda salarial que adquirió con ellos y que ha confirmado el TSJ gallego.

http://www.diariodeleon.es/noticias/bierzo/el-tsj-gallego-libera-a-30-operarios-de-martinez-nunez-para-cobrar-su-despido_665518.html

Print Friendly, PDF & Email

Únete al debate

Sé el primero en comentar

avatar
  Suscripción a:  
Notificarme vía email si hay