«Es muy duro trabajar sin cobrar»


«No sabemos cuánto va a durar esto. Estamos muy angustiados. Todos tenemos que hacer a primeros de mes pagos por obligación, y los bancos no perdonan. Para algunos compañeros la situación es dramática. Vivimos de nuestro sueldo y quién más y quién menos ha tenido que recurrir a familiares o amigos». Así resume Teresa Triguero la situación que padecen 22 personas, integrantes de la plantilla del centro de día de Retiro y de los pisos tutelados. A estos recursos municipales acude cerca de un centenar de ancianos.

Ella, la más veterana en el centro (lleva 15 años) y a punto de jubilarse, se ha convertido, a su pesar, en la portavoz de sus colegas. El problema se remonta al 31 de mayo pasado, cuando el Grupo Acer —Asociación de Servicios— comenzó a gestionar ambos recursos, según el contrato adjudicado por el Ayuntamiento de Madrid por un periodo de 15 meses. «Ya en junio nos pagaron con retraso; en julio no cobramos, y en agosto tampoco», explican Pilar y Teresa, dos de las afectadas.

La preocupación inicial se convirtió en una pesadilla para estos trabajadores que acuden cada día a su puesto de trabajo sin saber qué va a suceder y cuánto tiempo va a durar esta situación. «Algunos vienen andando para ahorrarse el metrobús y a otros han estado a punto de desahuciarles», subrayan. «Comenzamos a hacer gestiones en agosto, ya muy alarmados, y mientras que la empresa se limitaba a decir que el Ayuntamiento tardaba 90 días en pagarle, éste se mostraba sorprendido», agregan. Ese mes, relatan, se produjo el primer contacto entre ambas partes, que acabó con la exigencia del Consistorio a la adjudicataria del pago de que cumpla el 20% del contrato, lo que se traduce en que continúe al frente 5 o 6 meses más, hasta que se convoque un nuevo concurso.

Los empleados —conductores, ayudantes, fisioterapeutas, trabajadores sociales y gerocultores— han llenado de pancartas improvisadas la entrada de los dos centros y se plantean denunciar a la empresa, como medida de presión. «No entendemos cómo se puede ganar un concurso en esas condiciones», explican los afectados. Además, alegan que Acer, que gestiona residencias públicas en varias comunidades, acumula impagos desde hace tres años.

El 5 de septiembre tuvieron un cierto alivio: cobraron el sueldo de julio. «Nos queda agosto y, en unos días, septiembre. Es muy duro trabajar sin cobrar, nos afecta psicológicamente, ya que estamos desanimados, y eso que los abuelos nos apoyan».

La directora general del Mayor, Laura López de Ceraín, expresó su preocupación, tanto por los usuarios como por los empleados. «Es cierto que nuestra deuda con la empresa es de 53.000 euros, pero también lo es que en materia de servicios sociales tratamos de agilizar los pagos». Añadió que la empresa reunía todos los requisitos exigidos, y si quiere rescindir su contrato existen instrumentos legales para ello; entretanto, «utilizaremos las medidas necesarias para resolver esta situación de la mejor forma posible, manteniendo los empleos y la atención de los ancianos».

http://www.abc.es/20110910/local-madrid/abci-duro-trabajar-cobrar-201109100334.html

 

Anterior Guía rápida de autodefensa para trabajadores de informática
Siguiente Sindicatos llaman a la movilización a los empleados municipales de Zaragoza

Comentarios

Sé el primero en comentar

Normas de participación:

En abusospatronales.es no nos hacemos responsables de los contenidos de los comentarios. El usuario es responsable de la totalidad de las manifestaciones en Internet igual que en cualquier otro lugar. Los comentarios no tienen por qué corresponderse necesariamente con nuestra opinión. Los comentarios serán moderados y necesitarán la aprobación del equipo. Nos reservamos el derecho de suprimir referencias a personas concretas, insultos o amenazas, así como el derecho a no aceptar determinados comentarios -o parte de ellos- por el incumplimiento de las normas que exponemos a continuación. Lee las normas aquí. Lee también Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

.
Notificarme vía email si hay
avatar
wpDiscuz