Iberia pierde el último juicio por las huelgas de sus trabajadores ante la creación de Express


La Justicia se sigue pronunciando sobre las huelgas que los sindicatos de Iberia convocaron con motivo de la creación de Iberia Express, la aerolínea de precios reducidos para los vuelos nacionales y europeos. La Sala Social de la Audiencia Nacional ha estimado en una sentencia del 13 de junio que los paros convocados por los sindicatos CTA y CNT, para los trabajadores de tierra, no fueron abusivos ni ilegales. La resolución contrasta con otra de la misma sala que declaraba ilegales las huelgas convocadas por Stavla, el sindicato de tripulantes de cabina de pasajeros.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso este medio, queda reflejado que CTA es un sindicato minotirtario en Iberia, con sólo un 7,7% de representación en los órganos constituidos al efecto. Lo mismo sucede con CNT. Los tres magistrados de la sala consideran que la huelga es perfectamente legal porque los trabajadores podían inquietarse debido a la creación de Iberia Express fuera de la matriz del grupo.

El Tribunal también es claro en otro punto: “negamos que el ejercicio de este particular instrumento de presión que reconoce el artículo 28 de la Constitución a los trabajadores [el derecho a la huelga] pueda ser tachado de ilícito simplemente por alzarse en contra de una decisión ejercida en el marco del poder de dirección empresarial, por muy correcta que esta última se considere”. Es decir, Iberia alegaba, para declarar la ilegalidad de la huelga, que CTA y CNT realizaban los paros en protesta por ua decisión empresarial que se enmarcaba dentro del derecho a la libertad de empresa reconocido en la Constitución. Sin embargo, los magistrados consideran que este derecho empresarial no puede prevalecer sobre el de huelga, que es fundamental y tiene una especial protección, siempre que el mismo se desarrolle dentro de los límites legales.

Otro de los puntos importantes es el que se refiere a los daños que provocaron los paros. En la sentencia queda demostrado que la huelga fue seguida por cerca de 200 trabajadores (Iberia cuenta con una plantilla de 21.000 empleados, de los que 16.000 son personal de tierra) y quefue desconvocada por el poco seguimiento. La compañía aérea pretendía que se declarase abusiva la huelga por los daños patrimoniales que le causó, pero Iberia no ha intentado demostrar ni cuantificar estos daños, por lo que el tribunal tampoco acoge este motivo.

El contencioso de Iberia con su plantilla por la creación de Express quedó zanjado el mes pasado tras la aprobación del laudo arbitral por el que se imponían determinadas condiciones a los pilotos. Ello ha llevado ha Iberia a renunciar a su demanda contra Sepla por las diferentes huelgas organizadas por este colectivo.

Iberia pierde el último juicio por las huelgas de sus trabajadores ante la creación de Express

Print Friendly, PDF & Email

Únete al debate

Sé el primero en comentar

avatar
  Suscripción a:  
Notificarme vía email si hay