La crisis provoca que se tripliquen las enfermedades laborales sin baja


Miedo y crisis van de la mano en época de vacas flacas y, si a ese binomio, se une trabajo, la mezcla puede provocar angustia, recelo e incluso ansiedad en el cuerpo y, sobre todo, en la mente del empleado. En consecuencia, si el operario sufre una dolencia o una enfermedad relacionada con el puesto laboral, éste tenderá a ocultarlo por temor a un posible despido de la empresa.
Según los datos del informe sobre enfermedades profesionales en 2011 presentado por UGT, los trastornos sin baja se han triplicado en los últimos cinco años por la crisis económica. En concreto, las dolencias laborales han crecido un 282% desde 2006, cuando se contabilizaron 3.263. El pasado año se registraron en España 9.202 trastornos sin baja, un 12,48% más que en 2010. Por contra, las dolencia s con cese ascendieron a 8.919, lo que supone un «casi inapreciable aumento» del 0,49% respecto al ejercicio anterior.
La secretaria de Salud Laboral de UGT, Marisa Rufino, afirmó sin tapujos que esta circunstancia se debe a la crisis y a la «elevada» cifra de paro de España, «que hace que los asalariados no se den de baja y acudan enfermos a su puesto por miedo a ser despedidos».
Durante el pasado año se notificaron un total de 18.121 dolencias laborales, 1.193 más que en 2010, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.
No obstante, la organización ha denunciado, según la suma de los dos registros con los que trabaja, la no inclusión de las 11.981 patologías no traumáticas que tienen un origen profesional en el listado del pasado año, lo que aumentaría la cifra total a 30.102.
«Estas patologías no traumáticas, entre las que se encuentra el estrés o la depresión, están provocadas por el trabajo, pero no están recogidas en el cuadro de enfermedad profesional», explicó la sindicalista, quien calculó que estas dolencias suponen el 40% del total de trastornos laborales que se dan en España.
El 83% de las enfermedades que se contabilizaron en 2011 fueron causadas por agentes físicos, en concreto por posturas forzadas y movimientos repetitivos en el trabajo. Los operarios de entre 40 y 44 años son los que más enfermedades laborales sufren, con 3.085 enfermedades registradas entre este colectivo.
El sindicato UGT hace un llamamiento a la atención sobre el aspecto de que cada vez son más las personas de menor edad que incrementan las estadísticas de enfermedades profesionales. «Normalmente, el colectivo que más dolencias tenía era el de las personas más mayores, lo que significa que los trabajadores están enfermando cada vez más jóvenes», subrayó Rufino.
En términos absolutos, las comunidades que más enfermedades del trabajo declararon en 2011 fueron Cataluña, con 3.505, y País Vasco (3.023).
Rufino subrayó que cada día 82 personas enferman «solo con acudir a su trabajo», y destacó que esta lacra debe desaparecer del panorama laboral español.

http://www.eladelantado.com/noticia/nacional/145300/la_crisis_provoca_que_se_tripliquen_las_enfermedades_laborales_sin_baja

 

Anterior Castrillón: Una sentencia obliga a la «readmisión inmediata» de una trabajadora municipal
Siguiente Huelga 'a la japonesa' de los empleados de las ambulancias programadas

Comentarios

Sé el primero en comentar

Normas de participación:

En abusospatronales.es no nos hacemos responsables de los contenidos de los comentarios. El usuario es responsable de la totalidad de las manifestaciones en Internet igual que en cualquier otro lugar. Los comentarios no tienen por qué corresponderse necesariamente con nuestra opinión. Los comentarios serán moderados y necesitarán la aprobación del equipo. Nos reservamos el derecho de suprimir referencias a personas concretas, insultos o amenazas, así como el derecho a no aceptar determinados comentarios -o parte de ellos- por el incumplimiento de las normas que exponemos a continuación. Lee las normas aquí. Lee también Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

.
Notificarme vía email si hay
avatar
wpDiscuz