La fiscal baja a 8 años la petición de cárcel para 4 personas por un accidente laboral


La fiscal delegada de Siniestralidad Laboral en Asturias, Esperanza González Avella, rebajó ayer en un año -de tres a dos- su petición inicial de cárcel para cada una de las cuatro personas que consideran responsables del derrumbe, en mayo del año 2007, de la obra del edificio del número 89 de Fuertes Acevedo, atrapando a un trabajador entre los escombros y causándole lesiones graves.

González Avella mantuvo durante el juicio celebrado ayer su petición de dos años de prisión para cada uno de los acusados por un delito de lesiones imprudentes, pero en las conclusiones decidió retirar los cargos por el delito contra el derecho de los trabajadores, que suponía una petición de un año más para los implicados: el gerente de la empresa de derribos, el arquitecto autor del proyecto, el presunto encargado de la obra y el administrador de la constructora que subcontrató a la empresa de demolición.

El trabajador herido -el langreano G. I. G. F., de 50 años de edad- se encontraba trabajando el día de los hechos en el derribo del inmueble cuando la fachada se vino abajo. Los cascotes, alguno de ellos de 300 kilos, cayeron sobre el andamio en el que se encontraba G. I. G. F., que estaba a unos tres metros sobre el suelo. El operario quedó atrapado entre toneladas de escombros, pero pudo salvar la vida tras un dramático rescate. Como consecuencia del accidente, el trabajador se sometió a un largo proceso quirúrgico y de recuperación para tratar de salvar uno de sus brazos. Estuvo ingresado treinta días en el hospital y permaneció de baja más de un año y medio (561 días). «No me acuerdo de nada, sólo que estuve mucho tiempo atrapado», explicó el herido durante la vista de ayer.

Las pruebas periciales ponen de manifiesto que el derrumbe se produjo «al cortar los nervios del forjado que sustentaba un voladizo de unos 2,5 metros», señaló uno de los técnicos durante su declaración, pero la clave está en cuándo se produjo esa actuación y bajo qué órdenes, algo que no quedó claro durante el juicio. «Ante las versiones contradictorias se trata de una cuestión de credibilidad. Si el constructor y el arquitecto vieron la negligencia el día anterior son culpables y si se hizo el mismo día por orden del gerente de la empresa de derribos entonces el culpable es él», señaló la fiscal. Los abogados acusaron a Avella de excederse en la petición de cárcel, de acusar sin pruebas y de «criminalizar a los empresarios».

http://www.lne.es/sucesos/2011/11/29/fiscal-baja-8-anos-peticion-carcel-4-personas-accidente-laboral/1163722.html

 

Anterior Malaga: La precariedad laboral lleva a 1.800 personas a firmar 29 contratos en un año
Siguiente CCOO denuncia el aumento de retribuciones a altos directivos de Banca Cívica

Comentarios

Sé el primero en comentar

Normas de participación:

En abusospatronales.es no nos hacemos responsables de los contenidos de los comentarios. El usuario es responsable de la totalidad de las manifestaciones en Internet igual que en cualquier otro lugar. Los comentarios no tienen por qué corresponderse necesariamente con nuestra opinión. Los comentarios serán moderados y necesitarán la aprobación del equipo. Nos reservamos el derecho de suprimir referencias a personas concretas, insultos o amenazas, así como el derecho a no aceptar determinados comentarios -o parte de ellos- por el incumplimiento de las normas que exponemos a continuación. Lee las normas aquí. Lee también Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

.
Notificarme vía email si hay
avatar
wpDiscuz