Las enfermedades laborales cuestan 106 millones cada año a Osakidetza


El Instituto Vasco de Salud-Osalan ha elaborado el primer mapa vasco de las enfermedades profesionales. Es el primer estudio de este tipo realizado en el Estado y, según sus promotores, permitirá “conocer la realidad para poder desarrollar después políticas de prevención adecuadas”.

El coste del tratamiento de las enfermedades profesionales declaradas para la sanidad pública vasca superó los 106 millones de euros en el año 2008. Es una de las conclusiones que se extrae del informe, que evalúa el desarrollo de estas patologías desde 1990 hasta 2008. El estudio revela que el coste sanitario superó los 106 millones, lo que equivale al 0,16 % del PIB vasco de ese año y el 3,3 % del gasto sanitario público, según detalló Gemma Zabaleta, consejera vasca de Empleo. Tras dar a conocer los datos, la representante del Gobierno vasco señaló que “procede tener una interlocución con las mutuas” para determinar el grado de corresponsabilidad “que cada cual debe asumir” en este ámbito.

Según reveló Pilar Collantes, directora de Osalan, los datos del estudio -elaborado en 2010- indican que entre 1990 y 2008 se contabilizaron 33.547 enfermedades profesionales en la CAV. Todas dolencias profesionales incluidas entre las 141 catalogadas y declaradas como tal. Ello indica que en el estudio no se contabilizan las que no han conseguido esa catalogación, incluyendo los procesos judiciales a los que se ven abocados algunos operarios tras caer enfermos, antes de ser reconocida su dolencia. “Es injusto que un trabajador tenga que recurrir a la vía judicial. Lo más importante es el diagnóstico y que haya una declaración de sospecha, algo en lo que estamos avanzando”, declaró al respecto Collantes. El estudio revela que en los casos de enfermedades profesionales declaradas, durante ese período de 18 años, el 99% de las dolencias fueron leves y sin baja, con un mínimo de 339 en 1990 y un máximo de 3.259 en 2006. El 71% correspondió a hombres y el 29% a mujeres. Nunca se ha registrado más de una enfermedad profesional mortal al año.

A juicio de las dos responsables, el objetivo es “la visualización de estas patologías y la incidencia en la prevención”. Zabaleta y Collantes, que situaron la enfermedad profesional como una prioridad de las políticas preventivas en materia de salud laboral, explicaron que el diagnóstico supone “un instrumento potente” para afrontar una realidad “hasta ahora oculta”.

El estudio refleja que la CAV es la segunda comunidad autónoma con mayor índice de enfermedad profesional declarada, por detrás de Navarra. Algo que la directora de Osalan atribuyó “a que en Euskadi se declaran más patologías de este tipo que en otras zonas, por tradición y concienciación”.

Las enfermedades laborales cuestan 106 millones cada año a Osakidetza

 

Anterior Un 18% de los trabajadores temporales encadena tres años de forma irregular
Siguiente El TSJA considera improcedente el despido de un becario que trabajó 5 años en la Hispalense

Comentarios

Sé el primero en comentar

Normas de participación:

En abusospatronales.es no nos hacemos responsables de los contenidos de los comentarios. El usuario es responsable de la totalidad de las manifestaciones en Internet igual que en cualquier otro lugar. Los comentarios no tienen por qué corresponderse necesariamente con nuestra opinión. Los comentarios serán moderados y necesitarán la aprobación del equipo. Nos reservamos el derecho de suprimir referencias a personas concretas, insultos o amenazas, así como el derecho a no aceptar determinados comentarios -o parte de ellos- por el incumplimiento de las normas que exponemos a continuación. Lee las normas aquí. Lee también Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

.
Notificarme vía email si hay
avatar
wpDiscuz