Los trabajadores acusan a Urbaser de cobrar 80 millones y desvincularse


La convocatoria de huelga de recogida de basuras y limpieza viaria, que paralizará León desde el 27 de abril hasta el 13 de mayo, se recogió ayer por parte de la empresa Urbaser «como quien oye llover». «Les ha dado igual», lamentó el presidente del comité de empresa, Antonio Nicolás, quien se aprestó a pedir «disculpas a los ciudadanos por el perjuicio que se les va a ocasionar», pero adelantó que no están dispuestos «a perder ningún empleo» de la plantilla de 241 efectivos.

La «misma plantilla de hace 20 años», apostilló el representante sindical, quien cargó contra la empresa por «hacer dejación de funciones» cuando «el problema es suyo, principalmente». «Se llevan 80 millones de euros de los fondos ICO», de los 161 totales para el pago de deuda, cuyo aval es el plan de ajuste en el que se incluye la reducción del coste del contrato de limpieza. «En un futuro, si ven negocio en León vendrán al concurso y sino, no», subrayó para remarcar el abandono en el que se encuentran después de que la empresa se haya mostrado «sin legitimidad» para constituir una mesa de negociación.

Obligados

Este desamparo, que Nicolás incidió en que no entiende, ni comparte, ha «obligado» a los trabajadores a ir a la huelga, ante «la negativa absoluta de la empresa y de la administración» de sentarse a negociar. Un diálogo en el que los empleados de Urbaser no han escatimado su disposición a «asumir sacrificios», mediante reducciones de empleo a medio plazo, jubilaciones y eliminación de pluses. Recortes de las nóminas «acorde a los que se han hecho de forma generalizada, como por ejemplo con los funcionarios, a los que se ha quitado entre un 5 y un 10%». Sin lugar a dudas, estamos dispuestos a ello», remarcó el presidente del comité de empresa.

Nicolás, quien recordó que en la auditoría se habla se habla de «una reducción del 20% en los servicios», apeló al «sentido común» para reclamar al Ayuntamiento de León que se replantee el recorte del 50% apuntado en el plan de ajuste, donde se prevé mantener la recogida de basuras, que suma un precio anual de 6,2 millones, desvinculado de la limpieza viaria, que pretenden bajar de 13,9 a 6,95 millones al año, con la asunción de parte de las tareas por parte de brigadas municipales. «Podría darse una reducción de empleo del 50% y, en función del tipo de contrato administrativo, se nos podría echar a todos», reseñó el presidente del comité de empresa, respaldado por el resto de fuerzas sindicales.

Los trabajadores criticaron los «planteamientos surrealistas de recoger la basura cada dos días», lo que «no se hace en ninguna capital de provincia», y explicaron que «se producirá una degradación del servicio» puesto que «los puestos están ajustados» y quitar cualquiera sería «abandonar un distrito». «León jamás ha tenido un sólo día de huelga por un conflicto que no fuera motivado por una huelga nacional pero en estos momentos vemos una situación sin salida que nos obliga a tomar esta alternativa. Pero si alguien no recapacita, no rebobina, no tiene sentido común iremos hasta las últimas consecuencias», advirtió Nicolás, quien concedió que valorarían desconvocar la huelga si el Ayuntamiento abre mesa negociadora. En caso contrario, «si finalizada la huelga y se sigue sin solución, la prolongaríamos», aseguró.

http://www.diariodeleon.es/noticias/leon/los-trabajadores-acusan-a-urbaser-de-cobrar-80-millones-y-desvincularse_684613.html

Print Friendly, PDF & Email

Únete al debate

avatar
  Sigue el debate:  
Notificarme vía email si hay