"Los trabajadores de la enseñanza van a perder dinero por poder trabajar"


En este último año las plazas vacantes de secundaria han sufrido una reducción “no tanto cuantitativa como cualitativa”, ya que “estamos asistiendo a un deterioro de la calidad del empleo y de la atención al alumnado muy importante en esta comunidad”. Así lo expone Gloria Pardillos, secretaria general de FETE-UGT Aragón, preocupada por el notable incremento registrado este año en el número de plazas a media jornada, que solo en secundaria suponen más del 70% de las vacantes ofertadas. Fuentes sindicales advierten de que “se han descuadernado las plantillas y los cupos en los centros” depués de años de estudio y negociación. “Estamos hablando ya no de precarización, sino de que los trabajadores de la enseñanza van a perder dinero por poder trabajar porque obviamente en los tiempos que corren, ¿quién se peude permitir el lujo de rechazar una vacante?”, se pregunta Pardillos indignada.

Por su parte, desde el CSI-F aseguran que detrás de la reducción de personal interino y del aumento de vacantes a jornada parcial hay “una intencionalidad manifiesta de alargar la cantidad para que no se notara el tijeretazo” a costa de partir la jornada a los trabajadores de la enseñanza y “precarizarla hasta unos límites insoportables”.

Una situación “dramática”

Dentro del colectivo de profesores, la situación -señala Pardillos- es “dramática”. Así pues, a una parte de los funcionarios de carrera que tenían ya su centro “definitivo” se les obliga ahora a abandonarlo por cuestiones de reestructuración horaria, lo que significa “irte a rodar a ver qué hueco hay por ahí siendo que contabas con tener un puesto estable”, explica.

Para muchos, supone un “gran perjuicio” ya no solo desde la perspectiva laboral, sino también familiar. Ana F., casada y madre de un niño de tres años, está todavía a la espera de conseguir una plaza en un centro educativo de cualquiera de las tres provincias aragonesas. “Llevo 10 años trabajando en educación, los cuatro primeros años en Andorra y luego me fui acercando hasta conseguir este último plaza en Zaragoza”, cuenta esta licenciada en Química temerosa de que el nuevo destino que le adjudiquen este jueves la obligue a abandonar la capital aragonesa y alejarse de su familia. “Si es Huesca podría ir y volver, pero si te mandan más allá de Monreal del Campo es imposible, y más con un niño pequeño. Pero si rechazas la vacante te eliminan de la lista, así que tienes que apechugar: o te vas con la familia a cuestas o dejas aquí al niño con los pades y los abuelos”, dice con tristeza.

A pesar de la vigencia del ‘Plan Concilia’, asegura que no puede pedir alegaciones porque no se van a respetar en estos casos. Además, al abandonar de manera forzosa su puesto de trabajo -el próximo 31 de agosto- los exámenes de septiembre que tanto ella como otros interinos desplazados dejen pendientes por corregir pasarán a manos de otro profesor del departamento. “Si corregimos ese examen y hay una reclamación, se le puede caer el pelo al centro educativo porque no es una persona que esté en situacion regular ahora mismo. Pero hay muchos compañeros que me han dicho que no van a corregir ese examen porque no saben qué practicas ha hecho el alumno en cuestión”, añade.

Un 10% de interinos pasarán al paro

Del total del profesorado en Aragón, en torno a un 30% son interinos que cada año -sostiene Alfonso Alegre, miembro de Marea Verde- se juegan su puesto de trabajo. Con la reducción de personal que afecta a este curso que viene calculan que un 10% de ellos se van a ir al paro. “Si tienen que ajustar personal, dejan de contratar interinos porque es más fácil que echar a un funcionario de carrera. Es una jugada muy clara por parte de las administraciones”, denuncia Alfonso Alegre, también a la espera de que llegue el jueves para saber si finalmente tiene plaza este curso. “La mayoría no sabemos todavía adónde vamos a ir o si vamos a trabajar siquiera el curso que viene”, confiesa. “La gente que está en primeros puestos de la lista saben que trabajan y más o menos dónde, pero el resto estamos en vilo y dependemos de lo que hagan los compañeros de delante”, apostilla Ana F.

Según cifras del CSI-F, al menos 300 interinos se han quedado sin plaza este año y van a pasar a las filas del paro. Es el caso de Mapi Pinedo, una ingeniera química de 29 años que, “en principio, conforme a los llamamientos que han hecho y las plazas que han salido”, no tiene “posibilidades de trabajar -de lo suyo- en todo el año”. Su carrera le permite estar en varias especialidades -como matemáticas o tecnología-, pero este hecho no cambia su suerte. Anteriormente, estuvo cinco meses trabajando a un tercio de jornada en Alcañiz, teniendo que desplazarse a diario desde Zaragoza, donde reside actualmente en casa de sus padres. “Con un tercio de jornada para pagar los gastos del coche y sobrevivir no es suficiente. Son mis padres los que me ayudan porque cuando tienes que estar cinco meses viviendo así, teniendo que pagar el alojamiento y el desplazamiento, no trabajas para sacar dinero”, explica resignada. Su futuro ahora está encaminado a volver a la ingeniería o mirar otras opciones de trabajo. “Puede que el extranjero… aunque también está la posibilidad de volver a estudiar como muchos profesores de secundaria que vamos a llenar las listas de la FP”, vaticina.

Precarización e incertidumbre

En cualquier caso, se muestra convencida de que la situación para los interinos solo va a empeorar: “Creemos que cuando tengan que completar las plantillas, lo harán con plazas de jornada parcial en lugar de completa, lo que supone que mucha gente va a tener que desplazarse con niños fuera”, sostiene. Más del 70% de las vacantes ofertadas son a tiempo parcial, llegando a haber “aberraciones” -según Marea Verde- de plazas de seis horas -en un centro educativo de Valderrobres- o incluso de dos, en el caso de la escuela de idiomas de Barbastro. Desde Marea Verde critican que la Consejería de Educación compute estas plazas cuando, en realidad, “trabajar esta cantidad a la semana es sinónimo de precariedad”.

En consecuencia, la incertidumbre en este colectivo es ya generalizada, pues a día 29 muchos profesores todavía no saben adónde irán. Toda esta inestabilidad -dicen- repercute también en las clases. “Un día estas aquí y al dia siguiente a las 8.00 te dicen que tienes que incorporarte en otro centro, sin saber dónde está, qué vas a dar o a qué grupos”, explica Mapi. A su vez, este retraso supone “12 días menos de sueldo y el problema de organizarte la materia”, que a juicio de Alfonso, “es todavía más grave porque afecta a uno mismo y a los chavales”.

Por eso, concluyen fuentes sindicales, se seguirá adelante con las movilizaciones “porque la indignación es grande y también es firme la voluntad de estar unidos en esta lucha que entendemos que es por el bien de todo el sistema educativo”.

http://www.heraldo.es/noticias/aragon/2012/08/29/quot_los_trabajadores_ensenanza_van_perder_dinero_por_poder_trabajar_quot_201868_300.html

 

Anterior “Me veo obligada a rechazar su trabajo porque el sueldo no me llegaría ni para pagarme el transporte” #gratisnotrabajo
Siguiente Torrevieja: Rebaja de sueldo de hasta un 40% a los funcionarios con cáncer

Comentarios

Sé el primero en comentar

Normas de participación:

En abusospatronales.es no nos hacemos responsables de los contenidos de los comentarios. El usuario es responsable de la totalidad de las manifestaciones en Internet igual que en cualquier otro lugar. Los comentarios no tienen por qué corresponderse necesariamente con nuestra opinión. Los comentarios serán moderados y necesitarán la aprobación del equipo. Nos reservamos el derecho de suprimir referencias a personas concretas, insultos o amenazas, así como el derecho a no aceptar determinados comentarios -o parte de ellos- por el incumplimiento de las normas que exponemos a continuación. Lee las normas aquí. Lee también Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

.
Notificarme vía email si hay
avatar
wpDiscuz