Los traslados de personal levantan en armas a los sindicatos de las cajas


Los traslados forzosos de personal se han convertido en un punto de conflicto entre los sindicatos y las direcciones de los nuevos bancos de las cajas de ahorros. Las entidades, formadas por cajas de diversas autonomías, están trasladando empleados a las nuevas oficinas centrales desde la que operarán, en un movimiento que los representantes de los trabajadores denuncian que intenta esconder despidos forzosos.

Las últimas protestas han surgido en Banca Cívica, el grupo formado por Caja Navarra, Cajasol, Caja Burgos y Caja canarias. CCOO ha asegurado a través de un comunicado que el banco “utiliza” a la plantilla de Caja Guadalajara (entidad que fue absorbida por Cajasol) como “cobayas”, incumpliendo los compromisos adquiridos en la fusión. Según el sindicato, se traslada a trabajadores de Caja Guadalajara a más de 700 kilómetros.

Los representantes de los trabajadores consideran que los traslados son decididos de forma “unilateral” por la empresa, sin negociación previa con la representación laboral, e “improvisada”. Las tensiones son una constante en Banca Cívica, donde es ‘vox populi’ las malas relaciones entre los equipos directivos de Antonio Pulido en Cajasol y de Enrique Goñi en CAN, las dos bancas que lideran el proceso.

Los problemas de Banca Cívica con los sindicatos son un reflejo de los de Liberbank, el banco formado de la fusión entre Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria, que se han enquistado. Tal y como ya publicó EL BOLETÍN, los sindicatos han presentado ante la Audiencia Nacional una demanda contra Liberbank por incumplir el convenio colectivo. En principio, la demanda la había presentado en solitario CSICA, aunque finalmente se han añadido todos los sindicatos con representación en el grupo

Tal y como ya adelantó este diario, el enfrentamiento entre el banco y los representantes de los trabajadores obedece al traslado de personal a las oficinas centrales de Asturias. Según consideran los sindicatos, el convenio establece que no se producirán traslados que excedan los 25 kilómetros. Por encima de esa distancia se requiere un pacto colectivo o individual con los empleados. Además, el traslado afectará en principio a más de 50 trabajadores, por encima de los 30 que podrían verse afectados si los traslados se realizan de modo individual, como pretende Liberbank.

La demanda interpuesta ante la Audiencia es un proceso de conflicto colectivo. Se trata de un tipo de instancia presentada contra medidas que afectan a intereses generales de un grupo genérico de trabajadores y que versan sobre asuntos como la aplicación e interpretación de una norma estatal o el convenio colectivo. Entre las principales razones para presentar esta demanda se encuentran las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo y la movilidad geográfica de los empleados.

http://www.elboletin.com/index.php?noticia=40962&name=Econom%C3%ADa

Print Friendly, PDF & Email

Únete al debate

avatar
  Sigue el debate:  
Notificarme vía email si hay