Lugo: La fiscalía constata un aumento de muertos en accidentes laborales


La fiscalía lucense constató un incremento en el número de accidentes laborales graves en el último año, según los datos recogidos en la memoria anual dada a conocer recientemente. A lo largo de 2010 se produjeron tres fallecidos más que en el ejercicio anterior. Todo apunta a que en materia de seguridad laboral queda bastante por hacer, aunque algunos patrones consultados expresaron que ellos estaban poniendo todos los medios que la administración les exige. Alertaron de que, en ocasiones, los trabajadores no asumían medidas que son básicas a la hora de garantizar su integridad.

«Descoñecía que houbera máis mortos ao longo do ano pasado. É unha mala noticia. Ahora ben, no sector da construcción, por exemplo, a maioría dos empresarios adaptámonos ás esixencias da normativa. Serán moi poucos os que queiran enfrentarse a sancións da inspección moi fortes e, o que é peor, acabar sentado nun banquiño como acusado con moitas posibilidades de ser condenado», apuntó un conocido empresario de la construcción que opera en la capital y que pidió no ser citado.

La fiscalía también contabilizó más delitos de homicidio por accidente laboral, que son los casos que se plantean cuando un empleado fallece mientras trabaja, lo que supone que el responsable de la empresa acaba sentado ante un tribunal. De cuatro del año 2009 pasó a seis. Asimismo apreció la existencia de tres delitos de riesgo sin resultado de riesgo, frente a ninguno en el anterior ejercicio.

En la memoria del ministerio público hay un dato para el optimismo. Bajó sustancialmente el número de delitos por lesiones por percances. De los 2.251 del año 2009, fueron contabilizados finalmente 1.998.

En la fiscalía tenían pendientes de tramitación en el momento de elaborar el informe anual todos los casos de homicidio (10) de 2009 y 2010. Estaban también sin ejecutar 58 y 43 asuntos de lesiones, correspondientes respectivamente al primero y al segundo de esos años. Por otro lado, la estadística también refleja que bajó de forma espectacular el número de diligencias de investigación. Se trata de las denuncias de diversos organismos que llegan a la fiscalía y que motivan la apertura del correspondiente caso: de 40 asuntos abiertos en 2009 a 25 en el 2010. También descendieron las diligencias de investigación terminadas con denuncia o querella: de 36 se pasó a 24.

La fiscalía en 2010 efectuó un total de nueve escritos de acusación frente a los 4 del ejercicio anterior.

http://www.lavozdegalicia.es/lugo/2011/08/14/0003_201108L14C3991.htm

Print Friendly, PDF & Email

Únete al debate

avatar
  Sigue el debate:  
Notificarme vía email si hay