Pontevedra: Trabajo detecta en tres meses 980 personas con contratos irregulares, un 16% más que en 2011


La Inspección de Trabajo de Pontevedra ha decidido concentrar esfuerzos y recursos en el control de las empresas de mediano tamaño de la provincia con el fin de atajar posibles abusos laborales e irregularidades contractuales que se puedan estar produciendo con el pretexto de la crisis. Esta directriz que, en buena medida, que con un menor número de actuaciones fiscalizadoras y en consecuencia un menor número de propuestas de sanción se haya incrementado el número de trabajadores afectados. Así queda en evidencia en los últimos datos dados a conocer por el Ministerio de Trabajo y que se corresponden con el primer trimestre del año (un retraso que obedece a que la administración no facilita dichos datos hasta que los expedientes y sanciones son firmes).
Actuaciones
Entre los pasados 1 de enero y el 31 de marzo, los inspectores y subinspectores laborales de Pontevedra actuaron en 7.974 ocasiones, levantando 390 actas de infracción. Unas cifras que supusieron un descenso del 5,2% en el número de controles realizados en la provincia y de un 9,7% en el de propuestas de sanción respecto al mismo período del año anterior.
Por contra el número de trabajadores afectados se elevó en el mismo período en un 16,3% al pasar de 842 en el primer trimestre de 2011 a 980 en el de 2012. Son trabajadores, especifican fuentes de la administración, que son víctimas (conscientes o no) de irregularidades contractuales, con salarios y jornadas laborales reales que difieren de las que constan por escrito, de anomalías en las cotizaciones a la Seguridad Social o de falta de medios de prevención de riesgos laborales.
A consecuencia de las multas impuestas por Trabajo a los empresarios pontevedreses, el erario público ingresó en los tres primeros meses del año 1,52 millones de euros, frente a los 1,65 recaudados en 2011.
Balance
El balance sancionador del pasado año en la provincia de Pontevedra había arrojado un saldo de 1.793 actas de infracción y pago de 6,25 millones de euros en multas.
La Inspección de Pontevedra, al igual que sus homólogas gallegas, no solo discriminó sus actuaciones fiscalizadoras por el tamaño de los centros de trabajo, sino también en función de otros parámetros como por ejemplo: sectores de actividad, expedientes organizativos, alcance de los riesgos laborales, etc.
La hostelería, por ejemplo, es una de las prioridades de la Inspección pontevedresa como también lo son la seguridad laboral en la construcción o los expedientes de regulación de empleo (ERE) en la modalidad de reducción de jornada, que se han multiplicado sobre el papel en el último año y que, en muchas ocasiones, no se traducen en una reducción real del tiempo de trabajo sino en una mera bajada de sueldo.
ERE
Sindicatos como Unión General de Trabajadores, Comisiones Obreras y CIG denunciaron y denuncian un “uso abusivo” de los ERE temporales y extintivos por parte de las empresa y en los últimos meses han alertado de que los de reducción de jornada pueden convertirse en una “bolsa de fraude”.

Los contratos en la hostelería están en el punto de mira
La lucha contra el empleo sumergido situó a la hostelería en el punto de mira de la Inspección de Trabajo hace año y medio y desde entonces se han incrementado las visitas no anunciadas a negocios y empresas del citado sector.
Esta labor fiscalizadora ha permitido detectar, en los dos últimos años y especialmente en los meses de verano, cientos de trabajadores (nacionales y extranjeros) sin contrato; prácticas generalizadas €aunque en descenso por la crisis€ como el pago de sobres en B para compensar duplicidades de turnos o tareas extra; trabajos a destajo sin límite, ecétera. Unas prácticas que conllevan impagos a la Seguridad Social y Hacienda y perjuicios sociales a los propios trabajadores

Una demanda crónica: más plantilla
Una treintena de inspectores y subinspectores de Trabajo tienen a su cargo la supervisión del entramado empresarial y laboral de la provincia de Pontevedra.
Una plantilla “insuficiente”, en opinión de las organizaciones sindicales y de la propia administración, quienes han convertido, de hecho, en crónica la demanda de más personal.
Los actuales recortes y la no convocatoria de oferta público de empleo frenan cualquier aspiración.

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2012/08/21/trabajo-detecta-tres-meses-980-personas-contratos-irregulares-16-2011/675713.html

Print Friendly, PDF & Email
Anterior Afectados del primer ERE de Joca cumplen seis meses sin cobrar indemnización
Siguiente Trabajo multa con 50.000 € a una empresa de Almassora por boicotear una inspección laboral

Comentarios

Sé el primero en comentar

Normas de participación:

En abusospatronales.es no nos hacemos responsables de los contenidos de los comentarios. El usuario es responsable de la totalidad de las manifestaciones en Internet igual que en cualquier otro lugar. Los comentarios no tienen por qué corresponderse necesariamente con nuestra opinión. Los comentarios serán moderados y necesitaran la aprobación del equipo. Nos reservamos el derecho de suprimir referencias a personas concretas, insultos o amenazas, así como el derecho a no aceptar determinados comentarios -o parte de ellos- por el incumplimiento de las normas que exponemos a continuación. Lee las normas aquí. Lee también Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

.
Notificarme vía email si hay
avatar
wpDiscuz