TEMPOREROS: “La mitad de las viviendas no reúne condiciones higiénicas”


El mantenimiento de las condiciones sanitarias de los alojamientos de temporeros y la sustitución de la contratación eventual por la fija discontinua, son las asignaturas pendientes que Azucena Gascón, secretaria general de la Federación Agroalimentaria de Comisiones Obreras (CCOO) en Aragón y Julián Buey, secretario regional del sindicato, fijaron ayer sobre este tipo de empleados del sector agrícola en la región, en el marco de la campaña que se inició en mayo con la recogida de la cereza y finaliza en septiembre con la recolección de la almendra.

Los alojamientos en las fincas de trabajo alcanzan los requisitos estructurales, sin embargo “más de la mitad no cumplen con las condiciones higiénicas de habitabilidad a mitad de campaña”. Esto se debe al desgaste por el paso del tiempo y de personas en estos espacios, apuntaron desde el sindicato.

En cuanto a la situación laboral: “Entre un 60 y un 70% de los 12.000 temporeros actuales en Aragón con un contrato eventual debería tener un contrato fijo discontinuo” afirmó la portavoz de la Federación. A partir de la tercera temporada, los trabajadores tienen derecho a este tipo de contrato, según CCOO.

EMPLEO El sector agrícola en Aragón ha sido uno en los que menos puestos de trabajos se han destruido. La crisis del pepino y la posible mayor demanda de este tipo de cargos por parte de españoles no supusieron finalmente pérdida de empleo. “Los contratos iniciales son ligeramente superiores a los del año pasado”, afirmó Gascón. Este año se hicieron aproximadamente 25.000 contratos iniciales, mientras que en 2010 la cifra rondó los 21.000. Las previsiones de recogida de cereza fueron malas, al igual que sucede con el melocotón o nectarina. “Aunque baje el precio del producto, la contratación es similar”.

El paro registrado en el mes de junio en el sector agrícola aragonés fue de 3.788 personas, según datos de CCOO. Una cifra que contrasta con el desempleo en servicios, que asciende a 52.618 personas y que es el sector de actividad que registra una mayor destrucción de puestos de trabajo. En comparación con los datos del año pasado para el mismo mes, el paro en el medio rural era menor, con 3.316 personas contabilizadas. Respecto a los trabajadores extranjeros, 5.875 fueron contratados en el mes de junio como peones agrícolas, la ocupación más común en este colectivo.

Finalmente, pusieron de relieve que a lo largo de estos años, la evolución de las campañas ha sido buena, con mejoras como la erradicación de la explotación infantil o la reducción de asentamientos ilegales, aunque reconocieron que este “es un tema complicado”.

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=690694

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios

Sé el primero en comentar

avatar
  Subscribe  
Notificarme vía email si hay