Tiramos el brazo a la basura porque era necesario seguir trabajando



Tiramos el brazo a la basura porque era necesario seguir trabajando

Un "sin papeles" pierde el brazo en la máquina de la panadería en que trabajaba y su empresario, tras abandonarle a 200 metros del hospital, tira el brazo a la basura y limpia la máquina para seguir trabajando. En su empresa tenía contratados a varios inmigrantes sin papeles. Debían trabajar 12 horas diarias, seis días a la semana, sin vacaciones ni contrato, por 700 euros al mes.

Print Friendly, PDF & Email

Únete al debate

Sé el primero en comentar

avatar
  Suscripción a:  
Notificarme vía email si hay