Trabajo multa a una empresa por fraude al contratar a empleadas del hogar


La empresa de inserción laboral para personas en riesgo de exclusión social, San Sofé S. L., dedicada a los servicios de mantenimiento y limpieza de hogares, ha sido sancionada por la Dirección General de Trabajo del Gobierno de Canarias con una multa de 100.005 euros por el impago de las cuotas de la Seguridad Social de sus empleados.

El gerente de la firma que funciona en la avenida Lora y Tamayo, Ángel Rivero, explicó ayer a la opinión que el expediente de Trabajo se inició en febrero de este año a partir de la denuncia de un exempleado de San Sofé. El motivo, haber dado de alta en la Seguridad Social a cinco empleadas domésticas extranjeras que sus patrones mantenían en la economía sumergida.

La irregularidad en la que habrían incurrido, según Rivero, fue que las limpiadoras recibían sus sueldos de los particulares y no de la agencia que las tenía contratadas, tal y como exigen las normas laborales y como comprobó que sucedía la Inspección de Trabajo. “Sus empleadoras no se fiaban de nosotros y preferían pagarle directamente. Esa es la cuestión, pero aquí nadie se ha quedado con un céntimo”, asegura el responsable de la empresa. No obstante, recalca que antes de poner en marcha este proyecto, un alto funcionario del Servicio Canario de Empleo y Agustín Herrera, jefe de la Dependencia de Trabajo e Inmigración de la oficina tinerfeña de Extranjería, dieron su visto bueno.

Para financiar esta iniciativa social dedicada en exclusiva a trabajadoras de hogar, San Sofé había recibido una subvención. Para beneficiarse de estos fondos, los contratos debían ser de al menos un año y a jornada completa. Según comenta Rivero, “este colectivo está muy expuesto a la exclusión porque el 99% trabajan en negro y cuando las despiden no tienen derecho a cobrar el paro”.

En la página web de la agencia, Ángel Rivero publica un comentario sobre este proyecto en el que lamenta que “por desgracia está labor social es poco comprendida”, tanto por las trabajadoras como por sus patrones.

“Cuando le hemos querido trasmitir a los usuarios del servicio de limpieza que sus trabajadoras del hogar ya está legalizadas porque están cotizando a la Seguridad Social, no terminan de explicarse cómo es posible que una empresa pague la Seguridad Social y desconfían porque creen que percibimos algo a cambio. Obviamente, desconocen lo que es una empresa de inserción y la labor social que desarrollamos”, apunta.
Añade que esa desconfianza injustificada de los empleadores “se trasmite a las propias trabajadoras, que no quieren comunicar a sus jefes que están contratadas y cubiertas por la Seguridad Social”.

La apertura del expediente de Trabajo en el mes de febrero llevó a la agencia de empleo a cancelar el proyecto en abril. Según informa la autoridad laboral en el acta de infracción incoada, San Sofé está oficialmente “en ignorado paradero”.

Al parecer, el domicilio legal de esta compañía sin ánimo de lucro, en Cruz de Piedra, ha cambiado y no se ha notificado a la Consejería de Empleo. Sin embargo, este periódico comprobó ayer que los teléfonos continúan siendo los mismos que figuran en su página web.

El anuncio fue firmado el 16 de agosto por la consejera de Empleo, Margarita Ramos, –en sustitución temporal de la directora general de Trabajo, Gloria Gutiérrez– y el director general de Comercio, Gustavo Matos. En el documento se establece que la firma sancionada tiene 15 días hábiles, contados desde el siguiente de la notificación, que se realizó el 31 de agosto.

Reunión

Ángel Rivero afirma que lo primero que hará la semana próxima es pedir una reunión con Gloria Gutiérrez para aclarar “el porqué” de este sanción que considera “injustificada y desmedida”.

“Pongo a disposición de quien sea toda nuestra documentación y si alguien encuentra una irregularidad que me metan en la cárcel. Me arrepiento a haberme metido en esto. Ha sido un sinvivir por un sueldo miserable y ahora esto. Solo pensarlo me dan ganas de llorar”, subrayó con indignación Rivero.

La elevada cuantía de la multa a la que se enfrenta a sido la gota que rebasó el vaso de este empresario, que afirma que cerrará la firma el mes próximo.

“No vamos a poder superar este golpe”, pronostica aunque también admite que las cosas venían mal dadas desde hace tiempo. “Nos quedan tres trabajadores a los que no hemos despedido antes por el coste de las compensaciones que tenemos que pagarles. Es verdad que, a precios de mercado, no somos los más competitivos porque damos empleo y formación a gente que tal vez no tiene experiencia, pero ni la sociedad ni las administraciones locales nos han ayudado a paliar la exclusión contratándonos”, concluye.

http://www.laopinion.es/tenerife/2011/09/05/trabajo-multa-empresa-fraude-contratar-empleadas-hogar/366279.html

Print Friendly, PDF & Email
Anterior El control del empleo ejercido por el Estado reduce la economía sumergida en la vendimia
Siguiente UGT critica el despido de un empleado en Linares por denunciar a su empresa en el teléfono del sindicato

Comentarios

Sé el primero en comentar

Normas de participación:

En abusospatronales.es no nos hacemos responsables de los contenidos de los comentarios. El usuario es responsable de la totalidad de las manifestaciones en Internet igual que en cualquier otro lugar. Los comentarios no tienen por qué corresponderse necesariamente con nuestra opinión. Los comentarios serán moderados y necesitaran la aprobación del equipo. Nos reservamos el derecho de suprimir referencias a personas concretas, insultos o amenazas, así como el derecho a no aceptar determinados comentarios -o parte de ellos- por el incumplimiento de las normas que exponemos a continuación. Lee las normas aquí. Lee también Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

.
Notificarme vía email si hay
avatar
wpDiscuz