Un empresario agrede a su empleado por negarse a hacer más horas extra


El pasado miércoles 23 de mayo, un trabajador de MRW denunció ante la policía nacional una presunta agresión sufrida por su jefe. Los hechos tuvieron lugar en el local que la empresa tiene en la Avenida de Cataluña en Zaragoza, la cual está gestionada por la empresa WLT que explota la marca MRW en calidad de franquicia. Según consta en la denuncia, el empresario se dirigió al trabajador mientras éste estaba trabajando en el almacén, y le ordenó que se quedase más tiempo a trabajar todos los días debido a una acumulación de tareas, y sin ningún tipo de remuneración por ello. El trabajador, J.M.G.M., expresó su desacuerdo y negativa, tras lo cual el empresario le gritó “a la puta calle, estás despedido y aquí no vuelves a entrar más”, amarrándole con fuerza del brazo y empujándole con las dos manos hacia la puerta de salida. A su vez, mientras era empujado, le dio un tirón en las correas que llevan la PDA y el móvil de empresa, y que el empleado llevaba colgada al cuello, lo cual le ocasionó erosiones importantes en el cuello.

Tras los hechos, el trabajador huyó del centro de trabajo por miedo a que la situación fuera a mayores, advirtiendo al empresario de que si proseguía en su actitud solicitaría la presencia de la policía nacional.

Nada más salir de la empresa, el trabajador acudió a un centro hospitalario, donde le realizaron una exploración, detectándole las citadas erosiones en el cuello, un hematoma y arañazos en el brazo, teniendo también como consecuencias de la agresión el uso de un collarín y la correspondiente baja médica.

En el momento de los hechos, y según recoge la denuncia, la mayoría de la plantilla estaba presente en el centro de trabajo, bien como testigos presenciales o bien como oyentes de los gritos y revuelo que se organizaba en el almacén.

Según declaraciones del agredido, J.M.G.M., de 42 años y trabajador en la empresa desde hace más de 20 años, “nunca he tenido ningún tipo de problema con ningún superior y he cumplido a rajatabla con los cometidos que me han dado, pero lo que no se puede aguantar es estar trabajando diez u once horas al día y que nos pidan más por la cara, y que solo por no estar de acuerdo reciba este trato”. Al parecer, el nuevo empresario compró la empresa hace un año, y según expresa el agredido, “el trato que está teniendo con la plantilla, mucha gente con amplia experiencia, es denigrante y vejatorio, y se puede comprobar con estos hechos”.

http://arainfo.org/2012/05/un-empresario-agrede-a-su-empleado-por-negarse-a-hacer-mas-horas-extra/

Print Friendly, PDF & Email

Únete al debate

Sé el primero en comentar

avatar
  Suscripción a:  
Notificarme vía email si hay