Una dura condena da esperanzas a los afectados por el amianto


Es una enfermedad silenciosa. Se toma su tiempo, entre 10 y 40 años para manifestarse. Cuando lo hace, la vida de los afectados cambia: sus pulmones, su pleura o su laringe no dejan que la rutina perviva. El polvo de amianto se coló en las vías respiratorias de miles de trabajadores de la construcción de buques, la edificación, la fabricación de pastillas de freno, el mantenimiento y flete de trenes o el asfaltado en España. Sólo Unión Naval de Valencia ha sido condenada por la vía penal por no proteger a 71 víctimas y acepta pagarles 11 millones de euros.

Print Friendly, PDF & Email

Únete al debate

avatar
  Sigue el debate:  
Notificarme vía email si hay