La Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO Málaga y los trabajadores de las piscinas cubierta y exterior del polideportivo de Carranque, contratados por la empresa Clece –que es la concesionaria de dichas piscinas dependientes de la Junta de Andalucía– denunciaron ayer las prácticas «intimidatorias y represoras» que esta compañía utiliza contra sus trabajadores y representantes sindicales. La apertura de expedientes disciplinarios se ha convertido en una «práctica habitual» de la firma. CCOO denunciará estos hechos ante la Inspección de Trabajo.

 La secretaria general de FSC CCOO Málaga, Carolina Ortiz, y el secretario de Organización, Manuel Ruiz, mantuvieron ayer una reunión para tratar esta situación. En este encuentro, Ortiz informó de que se «ha solicitado que la gestión y apertura de expedientes, suspensiones de empleo y sueldo, etcétera… no sean el sistema habitual de comunicación».