El Corte Inglés tendrá que indemnizar, con 20.000 euros, a una trabajadora despedida por comer cigalas


La trabajadora del departamento de pescadería de Hipercor Jerez fue despedida tras comerse cinco cigalas para "probar probar su correcta salazón".

La empresa despidió a la trabajadora tras lo visto por las cámaras de seguridad, pero el abogado de la despedida, Francisco Cabral, siempre había creído que "lo lógico es probar el marisco para saber el punto de sal o su acertada cocción".

Un juez ha declarado improcedente el despido según ha informado Canal Sur Radio.  El juzgado de lo Social 3 de Jerez ha fijado, además, una indemnización 20.000 euros.

http://www.masjerez.com/economia-y-empresa/2013/04/23/1366697649.html

EUROPA PRESS

Un supermercado de Jerez ha reconocido la “improcedencia” del despido de la encargada de su pescadería por comerse cinco galeras en el mostrador, acusándola entonces de hurto. Tras la decisión judicial, la mujer, con más de 12 años de trabajo en dicho establecimiento, será indemnizada con la cantidad de 20.000 euros.

Según ha indicado a Europa Press Francisco Cabral, abogado de la antigua pescadera, fue la propia cadena de supermercados la que “reculó” minutos antes de que se celebrara el juicio en el Juzgado de lo Social de Jerez, admitiendo la “improcedencia” del despido y acordando la indemnización, aunque no la readmisión.

En opinión del abogado, la empresa ha entendido que el caso “no tiene ni pies ni cabeza y, antes de pasar vergüenza, ha decidido dar marcha atrás”. Recuerda Cabral que la empresa comunicó a la denunciante por carta su despido “disciplinario” el pasado mes de octubre.

Entiende que la empresa empleó “un pretexto” para echar a esta empleada y “cumplir así su planteamiento de despedir a 15 trabajadores del  establecimiento antes de que finalizara 2012″.

Cabe recordar que la empresa extinguió su contrato a la reseñada tras más de 12 años de servicio, remitiéndose a una grabación captada por las cámaras de seguridad en la que aparecían ella y otra compañera comiéndose hasta cinco galeras en el mostrador en su jornada laboral y de cara al público.

En este sentido, el abogado ha indicado que, aunque su representada “no lo recuerda”, sí reconoce que al encargarse también de la cocción del marisco para su posterior exposición, tanto en el caso de las galeras como en las gambas “las tenía que probar para ver cómo estaban de sal”.

http://jereztelevision.com/le-indemnizan-con-20-000-euros-por-comerse-cinco-cigalas/

Print Friendly, PDF & Email
Anterior Acoso laboral en IKEA de Sevilla
Siguiente Fin de la incapacidad laboral y ¿ahora?

Comentarios

avatar
  Subscribe  
Notificarme vía email si hay