Mobbing en Carrefour (relato de un ex-empleado)


Este es un tutorial de cómo una empresa como Carrefour despide a un trabajador cualquiera sin motivo ninguno. Para que funcione deben seguir todos los pasos al pie de la letra.

1. Seleccionar al trabajador al cual se quiere despedir. (Este paso es fácil, solo hay que buscar un empleado que se esfuerce en su trabajo, que sea competente, que tenga objetivos de futuro en la empresa, y que tenga un jefe incompetente que no sepa hacer ni la o con un canuto. Deben ser cuidadosos al elegir el empleado, porque si no cumple los requisitos anteriores podría funcionar pero no sería divertido.).

2. El jefe incompetente debe esperar la oportunidad de inculpar al empleado en cuestión en cualquier tipo de situación que pueda ser calificable como falta o delito, ya sea una situación o percance natural o creado expresamente por el propio jefe a fin de acelerar el proceso de despido.

3. Una vez creada la situación el jefe debe acudir de inmediato a la jefa de Recursos Humanos, y apresurarse a convencerla solo con sus palabras (por supuesto que no son necesarias las pruebas) de que dicho empleado a faltado a la buena fe con la empresa porque ha cometido, por poner un ejemplo, un robo a la empresa.

4. Una vez convencida la jefa de Recursos Humanos se inicia el proceso de acoso y persecución del trabajador. Se intentará intimidarlo, entrevistarse con el en privado para acusarlo de todo sin testigos, e incluso se puede practicar la conocida técnica del “poli bueno”. (A grandes rasgos, esta técnica consiste en intentar arrancar al trabajador una confesión falsa mediante argucias y utilizando siempre un lenguaje conciliador y de amistad. Suelen utilizarse frases del tipo “¿Has tenido algún problema últimamente?” “Cuéntamelo, solo queremos ayudarte” “Seguro que podemos encontrar una solución, pero tienes que contarlo”. Y otras de ese tipo.

5. Mientras tanto, simultáneamente, la jefa de Recursos Humanos, deberá por su parte, convencer al Director del centro (lo que comúnmente se denomina “comerle la oreja”) de la grave falta que ha cometido el empleado, por supuesto, sin pruebas tampoco. (Como ya dijimos anteriormente, en estos casos las pruebas son totalmente innecesarias.)

6. Una vez realizadas todas las fases llega la última y más importante, que es la creación del documento o carta de despido. En ella se pondrán de manifiesto todas las acusaciones posibles contra el trabajador, argumentándolas sobre sólidos pilares (pilares falsos, por supuesto), recordando innumerables artículos del convenio colectivo en vigor, del estatuto de los trabajadores, y de cualquier texto legal que este al alcance de la mano. Y se expondrá la mala fe del trabajador (desde luego, ya le vale al trabajador, no cometer la falta y hacer que estos pobres jefes tengan que currarse toda esta historia para quitarlo del sitio). Por supuesto no es necesario, pero en la carta suele utilizarse algún tipo de “farol” al más puro estilo de los jugadores de póker. Alguna frase del tipo “dicha falta, amén de constituir un delito penal,…..” (estos “faroles” vienen a recordar que el trabajador puede darle las gracias a la empresa por “no denunciarlo” puesto que la “falta cometida” es considerada delito por la ley.¡¡¡Que bonito gesto de la empresa hacia en “malvado” trabajador!!!)

7. Una vez escrita la carta solo queda hacer participe de ella al sindicato al que esté afiliado el trabajador. Esperar unos días, y entregar al trabajador la carta, ya sea en mano o a través de otros medios como el burofax. Y listo. Hemos fabricado nuestro propio despido a la medida de la empresa.

8. Es bastante aconsejable que el jefe que despide al empleado sea muy religioso, y si es posible que forme parte activa de alguna hermandad muy conocida de la ciudad en que vive. Por poner un ejemplo, dicho jefe podría ser el TESORERO II de una hermandad.

ANEXO SOBRE LOS DETALLES QUE PUEDEN FASTIDIARNOS EL PLAN INICIAL

Una vez trazado todo el plan y ejecutado el mismo, creo que debo reseñar algunos aspectos importantes a tener en cuenta durante la preparación del mismo.
El jefe que pretende despedir al empleado deberá asegurarse de que dicho empleado no tenga espíritu combativo, es decir, que una vez se le informe del despido lo único que va a hacer es quedarse quieto, sin revolver, sin producir ningún tipo de ruido que pueda atraer la atención hacia el plan. ( Cuando digo ruido me refiero hacer publicidad de todo lo que la empresa ha hecho contra el, ya sea publicidad escrita, mediante transmisión oral, en medios de comunicación de cualquier tipo o incluso, quien sabe, publicando una pagina en internet).
Asimismo, deberá asegurarse que no existe ningún tipo de documento que pueda servir para probar que la acusación vertida contra el empleado es absolutamente falsa. Para un ejemplo ver aquí. ( De todas maneras, existe un procedimiento para subsanar este desafortunado caso que consiste en apresurarse a decir en cuanto salgan los documentos a la luz que “ha habido un error de transcripción en la carta”. La conocida técnica del ” Donde dije digo digo diego”.)
Por ultimo, aunque no menos importante, deberá cerciorarse de que el trabajador en cuestión no tenga en su poder ningún tipo de documento que pueda poner en entredicho la honestidad del jefe en cuestión. Si alguien quiere ver el documento en cuestión que me escriba desde aquí o desde el enlace del final de la página.( El documento es realmente interesante y merece la pena ser visto y analizado con detallle). De cualquier forma, para esta situación no es necesaria ninguna atención especial, ya que cualquier documento aportado por el trabajador no será tenido en cuenta por nadie en la empresa, ni por la jefa de Recursos Humanos, ni por el Director del centro.

http://empleoytrabajo.blogspot.com.es/2007/03/blog-del-da-cmo-despedir-un-trabajador.html

Print Friendly, PDF & Email
Anterior El plan contra el trabajo irregular aflora 57.457 empleos hasta septiembre
Siguiente Huelva: UGT denunciará ante la Inspección de Trabajo y llevará a la Fiscalía el siniestro del joven en la zanja

Comentarios

3 Comentarios en "Mobbing en Carrefour (relato de un ex-empleado)"

Normas de participación:

En abusospatronales.es no nos hacemos responsables de los contenidos de los comentarios. El usuario es responsable de la totalidad de las manifestaciones en Internet igual que en cualquier otro lugar. Los comentarios no tienen por qué corresponderse necesariamente con nuestra opinión. Los comentarios serán moderados y necesitaran la aprobación del equipo. Nos reservamos el derecho de suprimir referencias a personas concretas, insultos o amenazas, así como el derecho a no aceptar determinados comentarios -o parte de ellos- por el incumplimiento de las normas que exponemos a continuación. Lee las normas aquí. Lee también Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

.
Notificarme vía email si hay
avatar
Ordenar por:   Más recientes | Más antiguos | Más votados
anónimo
Invitado
anónimo

Doy fe, he trabajado alli

Anónimo
Invitado
Anónimo

No podria estar mejor relatado, tanto la primera como la segunda parte

Anónimo
Invitado
Anónimo

Al leer el post, me sentí, tan mal por un lado porque relata todo lo que me está pasando y la impotencia que me invade es tanta que no se que hacer, por suerte hoy tengo médico, seguiré pidiendo pastillas para dormir !!

wpDiscuz