Sólo quería llamar la atención sobre las condiciones laborales a las que estamos sometidos los conductores asalariados que prestamos servicios a Cabify. Nos contrata una empresa flotera o un autónomo que tiene uno o varios vehículos con su correspondiente licencia VTC, y aunque Cabify no interviene en el proceso, es conocedora de los entresijos laborales de sus colaboradores.
La jornada “obligatoria” dura doce horas, y de media, “disfrutamos” de, como máximo, una hora diaria de descanso. Esta pausa debe ser suficiente para tomar un café, comer, atender necesidades fisiológicas, llevar a cabo dos relevos al inicio y final del turno, etc. El resto de la jornada tenemos que permanecer conectados y aceptar todos los servicios que nos sean asignados seis días por semana.
En cuanto al salario lo habitual es:
-Salario fijo de 1100 € (840 en nómina) o salario basado en porcentaje sobre facturación. En la mayor parte de los casos el coste del combustible lo asume el empleado.
-El resto del salario se percibe como pago en “b”.
Estas condiciones provocan, y hay que tener en cuenta que conducimos un vehículo de pasajeros, cansancio, hastío y en algunos casos depresión. Pero, por encima de todo, somos víctimas de empresarios sin escrúpulos y defraudadores recalcitrantes.
Espero que podamos dar visibilidad pública a estas infames condiciones laborales además de denunciar a estos indeseables ante las autoridades correspondientes.De hecho, recientemente ha aparecido en distintos medios la denuncia que ha presentado un colectivo de taxistas contra Cabify por presunta contratación de falsos autónomos a los que proporciona los medios necesarios para iniciar su actividad y después somete a leoninas condiciones laborales.