Solo quiero comunicar mi indignación e impotencia ante el nuevo convenio laboral. Legalmente no podemos hacer nada ante una situación explotadora y en que la persona carece de todo tipo de dignidad humana.
Mi padre fue internado el lunes 6 de Junio  y falleció en consecuencia de su enfermedad el Jueves 9 de Junio. Mi hermano que tenía un contrato laboral temporal en la empresa MaxiDía, cogió  los dos días que le correspondían en Miércoles 8 y Jueves 9 y el viernes 10 de Junio mi padre fue incinerado.
Tras comunicar el miércoles su falta a la empresa y estos indicarles que no había ningún problema, llegando incluso a ofrecerle algún día mas. El sábado día 11 de Junio la empresa MaxiDia S.A con sucursal en la calle primavera numero 94, Alpedrete (Madrid) le mandan por whatsapp cuando esta recogiendo las cenizas de su padre un mensaje que le indica  que tiene un burofax en correos con fecha 10 de Junio que no ha recogido, comunicándole su despido. Al preguntar el motivo estos se niegan a facilitarlo,  a lo que supongo cuando cojamos el finiquito alegaran cualquier tipo de falta de productividad.
Impotencia y decepción ante una situación de injusticia total que no tiene ningún precedente de queja en su persona ni de disconformidad con su trabajo.
Sirva esto como denuncia y desamparo de la situación laboral que vivimos en España. No valemos nada.
La bajeza moral que tiene esta empresa en su política de Recursos Humanos les hace confundir productividad con derechos humanos. No se encuentra justificación tampoco en su falta de formación ni en su errada desorganización y falta de humanidad.
Si no denunciamos no existimos, sirva esto como reflejo de una realidad que esta en la calle y muchos quieren ignorar.