El Corte Inglés está despidiendo a muchos empleados. Eso sí, poco a poco, pero llevan muchísimo tiempo haciéndolo. Es un auténtico ERE encubierto.

Te llaman 15 minutos antes de terminar tu jornada laboral y te dicen, en la mayoría de los casos, que tienes bajo rendimiento; después de casi 40 años. Si fuera así ninguno hubiéramos estado tanto tiempo trabajando, ni mucho menos. Te dicen que firmes la liquidación y el finiquito y te dan la carta de despido. Y claro, despido objetivo; 20 días por año trabajado y con un tope de 12 mensualidades. Barato, baratísimo.

El bloqueo es tal que la mayoría, en cuanto firmamos, nos arrepentimos, por lo menos en mi caso… y en muchos más; todos caen en la misma trampa, y es verdad. Y el resto de los trabajadores están asustados y comentan por detrás, no sea que le escuchen y sea el próximo.

Pido justicia y ética, qué menos, creo que es pedir lo mínimo.