RACE realiza la asistencia en carretera para otras compañías como Génesis, Cáser, Europcar, Atesa, Hertz, Goldcar, Peugeot, Volvo, Volkswagen, Skoda, Ford, Citroen, Land Rover, Jaguar, etc., además de para sus propios socios.

Tengo un contrato eventual por obra y servicio para cubrir el contrato que RACE tiene con ALPHABET. Por supuesto, las llamadas que atiendo de ALPHABET son en torno al 0,5% de mi trabajo, siendo el resto llamadas de todos los demás colectivos con los que la empresa tiene contrato y de los socios propios del RACE. La mayoría de los trabajadores, incluso aunque se ha llevado a cabo un ERE y ERTE aún en aplicación, estamos trabajando en tales circunstancias. Ya sabemos que en este “Estado de Derecho” en que vivimos la Ley en el ámbito laboral no se cumple, ni su incumplimiento se sanciona para el caso de despidos improcedentes ni de fraude de ley. Es lo normal. Precisamente eso es lo grave.

La empresa, aprovechando la coyuntura, ha contratado trabajadores eventuales para el verano a los que hace coger llamadas en distintos idiomas para luego no pagarles el plus correspondiente, alegando que “son muy pocas las llamadas”, si bien para algunos de ellos las llamadas en idioma extranjero suponen más del 50% sobre el total.

Igualmente, la empresa quiere estafar a sus socios en riesgo de darse de baja diciéndoles que van a tener un servicio “Premium”, aunque “la asistencia en realidad es exactamente la misma que tienen hasta ahora”. Y nos hacen colaborar en esa estafa. Hay correo interno correspondiente.

Bueno, pues otro atraco más en este mar de ladrones.

Salud, dignidad y lucha activa.