“16 horas al día de trabajo sin sueldo”


"Estaban muertos de miedo cuando hablamos con ellos", relata un agente de la Guardia Civil de Buitrago de Lozoya (Madrid). Habían encontrado a un grupo de albañiles polacos que trabajaban para un compatriota que no les pagaba, que les obligaba a trabajar 16 horas al día y que no les dejaba salir de casa ni relacionarse con nadie del pueblo. "Uno de ellos no quiso decir nada", continúa el agente. "Los otros explicaron que el hombre estaba aterrorizado porque el jefe le acababa de dar una paliza. Le pedimos que nos mostrara las piernas y, efectivamente, las ten ía moradas, llenas de ontusiones. quería acusar a nadie. El jefe, un constructor, inspira mucho miedo dentro de la comunidad polaca". Los otros sí denunciaron.

Print Friendly, PDF & Email

Únete al debate

Sé el primero en comentar

avatar
  Suscripción a:  
Notificarme vía email si hay