Cantabria: Un juez anula el despido del coordinador de la Biblioteca porque fue «por motivos políticos»


La política de despidos en las empresas públicas llevada a cabo por el Gobierno regional sufrió ayer un nuevo varapalo judicial, el segundo en esta semana, después de que el Juzgado de lo Social número 3 haya declarado nulo el despido del coordinador de la Biblioteca Central, un simpatizante del PRC. El juez considera que la Sociedad Regional de Cultura y Deporte prescindió del trabajador por su «afinidad política» y no por su bajo rendimiento laboral, como alegó al formalizar el despido por causas disciplinarias.
Unas declaraciones del actual presidente del Parlamento, José Antonio Cagigas, realizadas poco antes de las elecciones autonómicas, en las que censuraba el «nepotismo» del entonces consejero de Cultura, Francisco Javier López Marcano, constituyen la base argumental de la condena.
En los meses de marzo y abril del año pasado, en pleno fragor político ante la inminencia de la cita electoral, el entonces diputado José Antonio Cagigas cargaba con dureza contra la política de contratación de Marcano en las sociedades públicas, como Cantur. No se trataba de una denuncia generalizada. El parlamentario popular puso nombre y apellidos a las personas afines al PRC y familiares contratadas ‘a dedo’ por el consejero, entre las que aludía de modo directo al coordinador de la Biblioteca Central, Jorge de Nemesio, abogando por la supresión inmediata de su plaza. Cagigas desveló que De Nemesio no sólo era afín al regionalismo, sino que además era cuñado del entonces consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín (PSOE). «Es necesario eliminar las consuegras, los cuñados, los concejales del PRC o los comisarios políticos», cargaba Cagigas contra la política de «clientelismo» de López Marcano. En esas intervenciones, el dirigente popular relacionaba las personas contratadas en las empresas públicas dependientes de Cultura por su vinculación con el PRC. Entre ellas aludía al caso del coordinador de la Biblioteca Central, una plaza que «debe ser suprimida de forma inmediata», proponía.
Y dicho y hecho. El pasado mes de enero la Consejería de Cultura despidió a ocho trabajadores de la Sociedad Regional de Cultura y Deporte, todas ellas señaladas por su relación con el PRC, entre las que se encontraba el coordinador de la Biblioteca.
Un claro indicio
Nada objeta el juez a las manifestaciones de corte político de Cagigas tendentes a minar los intereses del adversario, «sobre todo si se enmarcan en un panorama de campaña preelectoral». Pero desde el punto de visto jurídico las considera un claro indicio de que el coordinador fue despedido como castigo por su afinidad política al PRC y no por su bajo rendimiento. Y es que la empresa había alegado una disminución continuada, voluntaria e injustificada de la productividad del coordinador, un argumento ayuno de toda prueba, porque la empresa pública fue incapaz de avalar su acusación con datos concretos, ni tan siquiera en la carta de despido, como era su obligación.
Además, la empresa tampoco «ha desvirtuado» la «sospecha racional y fundada» de que se está despidiendo al trabajador «por motivos políticos». Así, el magistrado concluye que la empresa prescindió del trabajador por su «afinidad política» y no por razones empresariales, y considera las críticas de Cagigas un «indicio racional» para sospechar «de modo más que razonable» de la raíz política del despido, que ahora se declara nulo condenando a la empresa pública a la readmisión del coordinador.
Durante el plenario, la sociedad pública intentó remediar ese escaso bagaje probatorio, y adujo que la razón última del despido era la «carencia de sentido práctico y empresarial» del puesto de trabajo de coordinador. Dicho en otras palabras, que el puesto no tenía contenido alguno. Pero el juez no aceptó este argumento sobrevenido en torno a las causas de la rescisión del contrato, porque ni siquiera en la carta de despido se decía nada al respecto. La sentencia, hecha pública ayer, puede ser recurrida ante la Sala de lo Social.
Segundo despido anulado
Este es el segundo despido en empresas públicas de la órbita de la Consejería de Cultura que anula el juzgado. El primero de ellos se conoció la semana pasada, cuando el juez condenó a la Sociedad Regional de Cultura y Deporte a readmitir a un empleado porque el despido se produjo tras una petición de reducción de jornada para atender a su madre, algo que vulnera el Estatuto de los Trabajadores.
Previamente, había rechazado los recursos de otros dos despedidos (el coordinador del Museo Marítimo y la jefa de Recursos Humanos de Cantur), al entender que estos no tuvieron motivos políticos y que, en cualquier caso, estos nombramientos por designación política de confianza son «de ida y vuelta».

http://www.eldiariomontanes.es/v/20120516/cantabria/juez-anula-despido-coordinador-20120516.html

 

Anterior UGT denunciará ante la Inspección de Trabajo el trato de la Mutua Universal hacia los trabajadores del INFOCA, cuando sufren accidentes laborales.
Siguiente Tenso juicio por el despido de una trabajadora

Comentarios

Sé el primero en comentar

Normas de participación:

En abusospatronales.es no nos hacemos responsables de los contenidos de los comentarios. El usuario es responsable de la totalidad de las manifestaciones en Internet igual que en cualquier otro lugar. Los comentarios no tienen por qué corresponderse necesariamente con nuestra opinión. Los comentarios serán moderados y necesitarán la aprobación del equipo. Nos reservamos el derecho de suprimir referencias a personas concretas, insultos o amenazas, así como el derecho a no aceptar determinados comentarios -o parte de ellos- por el incumplimiento de las normas que exponemos a continuación. Lee las normas aquí. Lee también Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

.
Notificarme vía email si hay
avatar
wpDiscuz