Despido improcedente por robar un euro


La desaparición de dos monedas de 50 céntimos sirvió a los responsables de un gran centro comercial de Palma para despedir de forma fulminante a uno de sus coordinadores. Le acusaron de haberse apropiado del dinero y, valiéndose de la grabación de una cámara de seguridad, consideraron que había incumplido gravemente el contrato. A la calle sin indemnización. Pero la justicia ha dado la razón al trabajador y ha obligado a la empresa a readmitirle o pagarle casi 30.000 euros, ya que el despido fue improcedente.

Hurto en los carritos

En febrero de 2010, la empresa en cuestión contrató a dos técnicos para que llevaran a cabo un trabajo de cableado en la azotea del centro comercial. Estos utilizaron durante varios días dos carros, con sus respectivas monedas de 50 céntimos, del supermercado para transportar el material. Un día, los técnicos descubrieron que alguien había sisado el dinero. Un euro en total. Y dieron aviso al vigilante y a la empresa. El robo había sido grabado por las cámaras de seguridad. Uno de los coordinadores del centro, que llevaba casi 13 años en su puesto, fue despedido por haber cometido el hurto. Sin embargo, un juzgado de lo social ha declarado el despido improcedente porque la grabación no permitía identificar al ladrón y ha obligado a readmitir al trabajador o pagarle 29.500 euros.

http://www.diariodemallorca.es/sucesos/2011/11/27/despido-improcedente-robar-euro/723478.html

Print Friendly, PDF & Email

Comentarios

Sé el primero en comentar

avatar
  Subscribe  
Notificarme vía email si hay