«El 80 por ciento de los trabajadores de hostelería tiene contratos fraudulentos»


ALEJANDRO ÓSCAR PELLO, SECRETARIO GENERAL DE UGT-ORIENTE POR PATRICIA MARTÍNEZ Arriondas

-Dentro de dos años UGT celebrará un congreso para elegir nuevo secretario. ¿Seguirá dedicado a la labor sindical?

-Cuando concluya este mandato, decidiré si sigo en el sindicato o si vuelvo a la enseñanza… ahí estoy, debatiéndome entre una opción y otra.

-¿Cuántos afiliados tiene la UGT en el Oriente?

-En estos momentos de tanta crisis la gente se sigue afiliando al sindicato. A veces por necesidad, claro, en la mayoría de los casos porque tienen problemas. Ahora mismo estamos en torno a los 1.345 afiliados, que es una cifra importante para una comarca pequeña y en una situación coyuntural de grandes dificultades. Estamos creciendo. Desde que cogí la responsabilidad, hace seis años, a esta parte nunca dejamos de crecer; con altibajos, pero creciendo año a año.

-¿En qué puesto están con respecto al resto de sindicatos?

-El año 2011 fue el período fuerte de elecciones sindicales y la UGT ha vuelto a ganarlas. Seguimos siendo el sindicato mayoritario en la comarca, con 42 delegados de un total de 81, un 51,85 por ciento. El siguiente es CC OO, que con 22 delegados representa el 27,16 por ciento -la diferencia es importante- y después hay otros sindicatos, la mayoría corporativos o pequeños sindicatos, que tienen 17 delegados y representan el 20 por ciento.

-¿Fue el Oriente una comarca de tradición sindical durante el siglo pasado?

-No, realmente. Eso sí fue, al principio, un pequeño inconveniente. Hace treinta y cinco años, por razones obvias, era mucho más difícil. Ésta no era una comarca de tradición sindical y la actividad económica, hasta principios de los años ochenta, no empezó a ser muy importante. Hoy seguimos siendo una de las comarcas con menor tradición sindical, a pesar de que los resultados son bastante buenos.

-¿Cómo valora la lucha sindical para la integración en el Sespa del Hospital Grande Covián?

-Más que sindical, había una lucha política grande. Hay que recordar que el primer sindicato que pidió un estudio para ver la viabilidad de integrar el Hospital del Oriente fue la UGT, y lo puso a disposición del comité de empresa. A raíz de ese estudio, empezaron a forzar la máquina y a plantear sus reivindicaciones. Ellos pidieron otro informe que vino a corroborar y darles más razón en su reivindicación y en base a eso consiguieron que PP e IU les hicieran caso. La UGT siempre lo apoyó, a pesar de que se nos negó el pan y la sal en muchas ocasiones diciendo que no. Nos sentimos poco reconocidos en esa lucha, fueron bastante injustos con nosotros, pero, bueno, nos alegramos de que hayan conseguido la integración, que años atrás era algo que pedía la UGT y todos los partidos políticos, incluido el que luego lo negaba.

-¿Qué evaluación hace de los últimos datos del paro?

-El número de parados del pasado mes de diciembre en la comarca fue de 4.221, tres veces más de lo que habría hace cinco años en esta misma fecha. Es muchísimo, en esta época habría 1.500, 1.800 en paro, hoy sólo en Llanes hay 1.300 y pico. Prácticamente hay hoy en Llanes igual que hace cinco años en toda la comarca. ¿Solución? Estímulos al sector público y crédito a las familias y pequeñas empresas para que puedan consumir; nuestro problema es un problema de consumo, todos los sectores van parando y no hay trabajo.

-¿De qué sector proviene su mayor número de afiliados en el Oriente?

-De la Federación de Trabajadores Públicos, con 340; en hostelería, hay 170 afiliados; en educación 113, en servicios que no son hostelería, 120; en trabajadores del transporte, 105; en la construcción, 231; en alimentación, tenemos 53; en jubilados y demás, 208, y en total hacen los 1.345 afiliados.

-¿Es más difícil afiliar a un trabajador de la hostelería y la hotelería que trabaja sólo unos meses al año?

-Los que se vienen a afiliar no los vamos a buscar a ninguna parte, vienen ellos a nuestra oficina. En muchos casos es porque tienen algún problema, no siempre, otros porque ven las barbas del vecino pelar.

-¿Pero tiene la situación laboral de estos trabajadores alguna peculiaridad?

-No quiero dejar de decir que hay muchísimo fraude por parte de los empleadores; hay muchísima gente trabajando a jornada completa a los que el empleador paga la jornada completa pero cotiza a la Seguridad Social y Hacienda solamente por media jornada. Nosotros no tenemos la capacidad de ser inspectores de Trabajo, pero en general eso es muy difícil, porque quien debe denunciar son los propios trabajadores, y no se atreven. Y más en un momento como éste, cuando el miedo a perder el trabajo es infinitamente mayor.

-¿De qué porcentaje podemos estar hablando?

-Yo hablaría casi del ochenta por ciento de los trabajadores de la hostelería en la comarca.

-¿Cómo cree que se podría corregir la estacionalidad del empleo en la comarca?

-Voy a poner un ejemplo. Ahora mismo, el hotel Pelayo de Covadonga está prácticamente en cuadro, con poquísimos trabajadores. Es incomprensible que en un sitio como Covadonga, que está en el corazón de uno de los motores más importantes de la comarca, como centro religioso, de peregrinaje, turístico, paso obligado para subir a los Lagos, etcétera, esté la mitad del año vacío, sin clientes, sin trabajadores. Eso es por culpa de sus gestores que son absolutamente pésimos. Ese sitio tendría que estar lleno durante todo el año. La disculpa que siempre ponen son las restricciones de la Iglesia y creo que es una disculpa muy pobre, no se tiene en pie.

-¿Alguna propuesta más?

-Por ejemplo, potenciar el turismo de la tercera edad es una cosa importante para una comarca como ésta. Toda esa gente que se hospeda en los hoteles sale a tomar un café, sale a comprar regalos y consume. A pesar de que tienen la pensión congelada y este año sólo les van a subir un uno por ciento, consumen y viajan fuera de la estación normal. Por otra parte, cuando empecé hace seis años aquí, lancé la idea de explotar un poco más la enseñanza del español: nuestro idioma es una herramienta potente para luchar contra el desempleo y la desestacionalización del turismo. Igual que vamos a Inglaterra o a Irlanda, donde hay un clima peor, se come peor y la vida es más cara que aquí, ¿por qué no va a venir a estudiar español a la comarca del Oriente?.

«Nos sentimos poco reconocidos en la lucha por la integración del Hospital del Oriente, que siempre apoyamos»

«UGT sigue siendo, con 42 de 81 delegados, el sindicato mayoritario de la comarca»

«Es incomprensible que el hotel Pelayo de Covadonga esté vacío la mitad del año»

Profesor y líder sindical

Alejandro Óscar Pello nació en Parres y el próximo mes de febrero cumplirá 60 años. Es maestro y tiene la plaza en el Centro de Adultos del Oriente interior, con sede en Cangas de Onís. Si ejerciera la Enseñanza estaría, probablemente, en el aula de la Casa de Cultura parraguesa, y muy contento, pues enseñar le encanta. Se dedica en exclusiva a la labor sindical -asegura que «no se puede estar en muchos frentes para hacer las cosas bien»- y aún duda sobre si continuar o regresar a las aulas. «Contraes compromisos con la defensa de los valores democráticos y los derechos laborales y sociales de los trabajadores y también tira un poco y te pone dificultades a la hora de decidir». Fue profesor de inglés en Arriondas y es miembro de la Coral «Cima» de Parres. Lleva seis años como secretario general de UGT-Oriente, cargo en el que le acompañan otros seis compañeros después de que el parragués Iván Arboleya, el séptimo, falleciera ahogado en la playa de Vega, en Ribadesella, el pasado verano.

http://www.lne.es/oriente/2012/01/27/80-ciento-trabajadores-hosteleria-contratos-fraudulentos/1190200.html

Print Friendly, PDF & Email
Anterior UGT denunciará a Calcazar Telecomunicaciones por fraude y explotación laboral
Siguiente CSI denuncia «acoso sindical» en el despido de una empleada del geriátrico

Comentarios

Sé el primero en comentar

Normas de participación:

En abusospatronales.es no nos hacemos responsables de los contenidos de los comentarios. El usuario es responsable de la totalidad de las manifestaciones en Internet igual que en cualquier otro lugar. Los comentarios no tienen por qué corresponderse necesariamente con nuestra opinión. Los comentarios serán moderados y necesitaran la aprobación del equipo. Nos reservamos el derecho de suprimir referencias a personas concretas, insultos o amenazas, así como el derecho a no aceptar determinados comentarios -o parte de ellos- por el incumplimiento de las normas que exponemos a continuación. Lee las normas aquí. Lee también Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

.
Notificarme vía email si hay
avatar
wpDiscuz