Más de la mitad de los empleos de la Feria se generarán en la economía sumergida, según CCOO y UGT


Más de la mitad de los empleos que se generarán durante los días que dura la Feria de Málaga, que comenzó este pasado sábado, lo harán en la economía sumergida, motivados especialmente por la crisis económica, según la información ofrecida por los sindicatos CCOO y UGT. Ante esto, han reclamado más inspectores de Trabajo para realizar un mayor número de controles y poder combatir así este fenómeno.

El secretario general de la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO de Andalucía, Gonzalo Fuentes, ha incidido en que “con la crisis aumenta la economía sumergida” y ha alertado de que los empresarios utilizan cada vez más, en lugar de a fijos discontinuos, a “extras”, que, como ha dicho a Europa Press, “son personas que no están dadas de alta en la Seguridad Social, lo que equivale, por tanto, a economía sumergida”.

“Hay muchos empresarios entre comillas, más bien especuladores, que se aprovechan de la situación más que complicada por la que están pasando muchas personas”, ha lamentado. Asimismo, ha hecho hincapié en que, al haber flexibilizado la reforma laboral del Gobierno el contrato a tiempo parcial, “se dan muchos casos de dar de alta al trabajador cuatro horas, pero realmente estar trabajando ocho, nueve, 10 o más horas”. “Esto es economía sumergida mixta”, ha comentado.

En este punto, el secretario general de UGT de Málaga, Manuel Ferrer, ha reconocido que con la reforma laboral es “totalmente imposible hacer un seguimiento de si se cumplen las horas que pone el contrato parcial de una persona”. “Ahora dicen que están echando horas extraordinarias y ya está, nadie lo va a saber”, ha manifestado.

Para el representante de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO-A, “hoy en día la economía sumergida es una lacra que tiene el sector hostelero y, en vez de disminuir, está aumentando, ya que en tiempo de crisis, la necesidad de supervivencia hace que la gente acepte cualquier cosa”.

Perfil del trabajador

La crisis también ha cambiado el perfil de la persona inmersa en la economía sumergida, ya que antes de la coyuntura económica correspondía a jóvenes y estudiantes que necesitaban dinero extra para sus gastos personales, pero ahora afecta sobremanera a mujeres y a parados de larga duración, que “ya no tienen ninguna prestación por desempleo y se convierten en un filón”, según Fuentes.

En cuanto a los sueldos, Fuentes ha apuntado que han bajado incluso en la economía sumergida, y si antes se pagaba como media unos 50 euros al día, ahora “oscila entre los 30 y los 40 euros por jornadas de ocho, nueve, 10 horas o, incluso, más”. “Desgraciadamente, el empresario sabe que si ese trabajador no acepta, hay otro detrás esperando”, ha subrayado.

Por su parte, el secretario general de UGT de Málaga ha abundado en que “el coste del puesto de trabajo diario ha caído muchísimo y se explota la necesidad de las personas, con los riesgos que ello conlleva”. “Hasta establecimientos totalmente estables aprovechan estos días para hacer contratos temporales de muy pocas horas, pero luego explotan a esos trabajadores durante muchas más”, ha aseverado.

Asimismo, Ferrer ha indicado a Europa Press que en muchos casos, sobre todo en lo referido a las casetas del recinto ferial de Cortijo de Torres, se utiliza a parte de las familias para reforzar el servicio, ahorrándose así la contratación de más trabajadores.

Competencia desleal

Otra consecuencia de este fenómeno es, según Fuentes, “una cierta competencia desleal” entre los distintos establecimientos, en tanto que “el que tenga a sus trabajadores dados de alta en la Seguridad Social, que cumpla el convenio colectivo y que lo tenga todo en regla cobrará un precio que será siempre mayor que el que tenga a sus empleados en la economía sumergida, y es que, al final, además de gastar menos aprovechándose de la gente, acabará ganando más”.

Ante esta situación, ambos dirigentes sindicales han instado a las instituciones públicas a realizar campañas para advertir de los aspectos negativos que conlleva la economía sumergida y sobre todo han demandado que se refuercen los controles por parte de la Inspección de Trabajo, concretamente que haya “batidas en los bares, los restaurantes y las cafeterías, que es donde está el núcleo más importante de este fenómeno”, ha expuesto el representante de CCOO-A.

Éste último ha lamentado que no haya “un combate decidido” por parte de las administraciones y ha asegurado que contar con más puestos de inspectores de Trabajo y con más medios para desarrollar esos controles es “una inversión de futuro para el Estado, ya que lo que recaudaría sería mucho más importante que el coste de crear esas plazas”.

“Es necesario que haya muchas más inspecciones de Trabajo, pero sobre todo que haya más inspectores, de manera que se pueda hacer un seguimiento efectivo, algo que, desgraciadamente, en la actualidad, no está ocurriendo”, ha declarado el representante provincial de UGT.

http://www.20minutos.es/noticia/1562515/0/

 

Anterior El Presidente de la patronal madrileña, condenado por modificar las condiciones de sus trabajadores injustificadamente
Siguiente Sogeti denunciada en Inspección de Trabajo

Comentarios

Sé el primero en comentar

Normas de participación:

En abusospatronales.es no nos hacemos responsables de los contenidos de los comentarios. El usuario es responsable de la totalidad de las manifestaciones en Internet igual que en cualquier otro lugar. Los comentarios no tienen por qué corresponderse necesariamente con nuestra opinión. Los comentarios serán moderados y necesitarán la aprobación del equipo. Nos reservamos el derecho de suprimir referencias a personas concretas, insultos o amenazas, así como el derecho a no aceptar determinados comentarios -o parte de ellos- por el incumplimiento de las normas que exponemos a continuación. Lee las normas aquí. Lee también Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

.
Notificarme vía email si hay
avatar
wpDiscuz