Piden ocho años de cárcel por un accidente laboral en Dragados Offshore


«Notamos dos tirones y después nos desplomamos». Con estas palabras, recogidas hace siete años por LA VOZ, Gabriel, Julio y José resumían el terrible accidente que sufrieron en la planta Offshore de Dragados en Puerto Real, en el que resultaron gravemente heridos. Uno de ellos llegó a perder el dedo de una mano.

El siniestro tuvo lugar el 8 de noviembre de 2004. Los operarios, que entonces tenían 40, 48 y 56 años, cayeron al vacío desde una altura de unos 12 metros mientras eran izados en una cabina metálica por una grúa que sufrió un fallo mecánico. El pasado 7 de noviembre, justo siete años después, el juzgado de Puerto Real que se encargó de la instrucción notificó al fin el auto que da apertura al juicio oral, que se celebrará el próximo año en los juzgados de lo Penal de Cádiz.

La Fiscalía pide ocho años de cárcel para la nueve personas que están acusadas como supuestos responsables de aquel accidente: el que entonces era jefe de recursos humanos de Dragados (A. L. C. R.), el jefe de la subestación (A. D. A.) y el encargado de ésta (L. G. L.). Además, fueron imputados un técnico de prevención de riesgos de Dragados (A. R. M.) y su homólogo (F. J. C. R.) de la subcontrata a la que pertenecían los operarios: Montajes Sacekon. También se sentarán en el banquillo el dueño de esta empresa auxiliar (I. B. H.) y el jefe de la cuadrilla (J. V. G.). Otras dos personas están imputadas, el dueño de Grúas San Telmo (M. G. J.) y el gruista (M. A. R.)
Tanto el Ministerio Público como los operarios (que están personados en el caso) achacan a estas nueve personas tres delitos de lesiones imprudentes (uno por cada herido) y otro delito más contra el derecho de los trabajadores, pues estiman que las condiciones de seguridad de las instalaciones no eran las apropiadas e influyeron, en buena medida, en el resultado del accidente.

El desplome de la cabina en la que se encontraban los tres empleados se debió supuestamente a una sucesión de fallos mecánicos en la grúa, pero durante la instrucción se constató que esta ‘canastilla’ no estaba homologada para el traslado de personas. Tras la caída, fue necesario abrirla con sopletes para rescatar a los operarios que quedaron atrapados en ella. Durante dos días, después del siniestro, el resto de trabajadores de Dragados Offshore paró la actividad en la planta como señal de protesta.

Gabriel, Julio y José quedaron gravemente heridos: uno sufrió lesiones en los tobillos, otros dos se fracturaron los huesos calcáreos en la base de los pies. El más afectado, quizá, fue uno de ellos al que hubo que amputar el dedo meñique de la mano izquierda.

El juez de Puerto Real ha ordenado en el mismo auto que los acusados y las aseguradoras de las tres empresas implicadas ingresen una fianza de 980.000 euros a lo largo de esta semana. Con este dinero se pagarían las indemnizaciones, en el caso de que los procesados acaben condenados.

http://www.lavozdigital.es/cadiz/v/20111110/ciudadanos/piden-ocho-anos-carcel-20111110.html

 

Anterior Dos condenados por un accidente laboral en una pizarrera
Siguiente El juzgado declara improcedentes los despidos de la huelga de la OTA

Comentarios

Sé el primero en comentar

Normas de participación:

En abusospatronales.es no nos hacemos responsables de los contenidos de los comentarios. El usuario es responsable de la totalidad de las manifestaciones en Internet igual que en cualquier otro lugar. Los comentarios no tienen por qué corresponderse necesariamente con nuestra opinión. Los comentarios serán moderados y necesitarán la aprobación del equipo. Nos reservamos el derecho de suprimir referencias a personas concretas, insultos o amenazas, así como el derecho a no aceptar determinados comentarios -o parte de ellos- por el incumplimiento de las normas que exponemos a continuación. Lee las normas aquí. Lee también Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

.
Notificarme vía email si hay
avatar
wpDiscuz