Pontevedra: Las monjas cierran la verja del Asilo para boicotear una protesta de los trabajadores


El cierre con llave de la verja exterior para que no entrasen delegados sindicales y personal fuera de servicio, recomendaciones sobre la conveniencia de no hacerse notar, amenazas veladas, la prohibición de sumarse a una protesta con la ropa de trabajo… Fueron algunas de las estratagemas utilizadas ayer por las Hermanitas de los Ancianos Desamparados para intentar boicotear la programada concentración de trabajadores del_Asilo de Pontevedra que exigen explicaciones sobre la “inesperada” e “irrevocable” decisión de la congregación de cerrar el centro así como la apertura de una negociación sobre las condiciones del despido y posibles alternativas laborales.
En esta línea, Comisiones Obreras (CC.OO), en representación de la plantilla, ha solicitado una entrevista con la Superiora aunque, por el momento, no han tenido respuesta.
Con anterioridad intentaron, sin éxito, reunirse con los abogados de la congregación los cuales respondieron “que no tenían nada que hablar con nosotros y que solo vendrían a Pontevedra a entregar las cartas de despido” recordaba ayer la responsable de Sanidad y Cuidados Sociosanitarios de CC.OO, Cristina Enríquez
Cinco minutos antes de las once de la mañana, por orden de las monjas, se cerraron las puertas de la verja exterior del Asilo para impedir que los manifestantes que empezaban a llegar accediesen al recinto ya que la protesta se iba a realizar en lo alto de la escalera que desemboca en la puerta de entrada al inmueble y tras una pancarta con el lema “As Hermanitas minten. Non ao peche do asilo”.
El cierre se hizo en pleno horario de visitas a los residentes _€fijado por la mañana entre las 10 y las 12.30 horas€ lo que obligó a abrir una puerta lateral para que pudiese salir un coche con un residente, momento que aprovecharon los concentrados para colarse y situarse en un lugar visible de la escalera.
Allí permanecieron media hora, tiempo en el que se sumaron trabajadores que aprovecharon el descanso para mostrar su desacuerdo con un cierre que conlleva su despido y el traslado de 170 residentes. Inmediatamente después de la concentración se celebró una asamblea autorizada en el interior del asilo, sin que este caso se pusiese ningún tipo de obstáculo.
En dicha asamblea los trabajadores _€-una plantilla de 35 empleados adscritos a la contrata Jacoservi SL y otros 15 contratados directamente por las Hermanitas€ aprobaron un calendario de movilizaciones para la próxima semana, tiempo en el que se concrete la entrevista con la Superiora de Pontevedra. En caso de que no sea así se intensificarán las protestas, advierte la responsable comarcal de Sanidad y Cuidados Sociosanitarios de CC.OO, Cristina Enríquez, que no descarta trasladar las protestas a otras casas residenciales de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados en la provincia u otros puntos de Galicia.
Traslados y plazas
Mientras que el conflicto laboral va en aumento, las monjas siguen con su programa de traslados de residentes a otros centros de la congregación bajo la supervisión de inspectores de la Consellería de Traballo e Benestar que se encargan de velar que no se conculcan los derechos de los ancianos y que las ubicaciones alternativas cumplen con todos los requisitos necesarios para salvaguardar la seguridad, atención y dignidad de los mayores.
Fuentes oficiales de Traballo e Benestar informaban que a día de ayer había “dieciocho ancianos sin propuesta de plaza” por lo que iban a remitir un listado al Asilo para que sepan en que centros de la provincia, de iniciativa social o privados, hay puestos libres. Será un listado informativo, no una propuesta de la administración para asumir los traslados, recalcaron desde la consellería, para evitar que se pudiera interpretar de manera errónea la gestión.
Por su parte los trabajadores señalan que se ha producido una ralentización de los traslados de los residentes, más de la mitad de los cuales ya están viviendo en otros centros de las Hermanitas (en Vigo, Ourense, Carballiño…) en tanto que aproximadamente otros 70 residentes permanecen todavía en Pontevedra.
También el departamento autonómico confirma que son 80 los ancianos ya reubicados. Unos traslados que se han hecho, según los casos, con el consentimiento explícito de los mayores o de sus familiares

No se clausurará el centro hasta que estén todos los ancianos recolocados
La Consellería de Traballo e Benestar recalcaba ayer de nuevo que no permitirá el cierre del Asilo de Pontevedra hasta que todos sus ancianos estén recolocados en otros centros y con garantías.
Es un objetivo en el que coinciden con las propias monjas que en sus comunicaciones a los trabajadores, a las autoridades locales y los residentes y sus familias indicaron expresamente que se ocuparían de la reubicación de los ancianos antes de echar el cierre.
Horizonte temporal
Estimaciones hechas por las Hermanitas y por la contrata de los servicios de limpieza y asistenciales del Asilo, Jacoservi SL, sitúan entre uno y dos meses el plazo necesario para vaciar de residentes el centro.
Desde el departamento autonómico, advierten, se limitarán a realizar una tarea de supervisión de los traslados pues tal como explicó la secretaria xeral de Política Social, estamos ante la decisión de “un centro privado, con plazas privadas y que reubicará a sus usuarios en otras plazas privadas”.

Boa Vila pide que se aclaren las razones que hay detrás del cierre
La Federación de asociaciones de vecinos “Boa Vila” piden información sobre “los motivos reales” que hay detrás de la decisión de cerrar el Asilo de Pontevedra._Quieren saber por qué la congregación ha elegido el centro de mayores de la capital entre todos los que gestiona, entre ellos otros cuatro en nuestra provincia: los de Caldas de Reis, Cambados, Tui y Vigo.
“Boa Vila” defiende la labor asistencial realizada por las Hermanitas de los Ancianos Desamparados durante más de un siglo y recuerda que la ciudad de Pontevedra carece de plazas públicas para mayores dependientes.
“Las personas con pensiones pequeñas no pueden pagar los 1.500 euros al mes que cobran los geriátricos privados” señalan desde la federación vecinal, la cual critica duramente que las administraciones prefieran “construir infraestructuras como el puente de As Correntes, que no resuelve el tráfico de Pontevedra, en vez de invertir en centros de mayores”. Lo que no hacen, añaden, porque “no luce ni es visible como un puente”.

http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2012/05/19/monjas-cierran-verja-asilo-boicotear-protesta-trabajadores/649843.html

Print Friendly, PDF & Email
Anterior El sindicato médico CESM de Castilla-La Mancha convoca huelga de facultativos el próximo 30 de mayo
Siguiente Condenan a dos años de prisión a un jefe de mantenimiento de Pascual

Comentarios

Sé el primero en comentar

Normas de participación:

En abusospatronales.es no nos hacemos responsables de los contenidos de los comentarios. El usuario es responsable de la totalidad de las manifestaciones en Internet igual que en cualquier otro lugar. Los comentarios no tienen por qué corresponderse necesariamente con nuestra opinión. Los comentarios serán moderados y necesitaran la aprobación del equipo. Nos reservamos el derecho de suprimir referencias a personas concretas, insultos o amenazas, así como el derecho a no aceptar determinados comentarios -o parte de ellos- por el incumplimiento de las normas que exponemos a continuación. Lee las normas aquí. Lee también Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

.
Notificarme vía email si hay
avatar
wpDiscuz