TACE-INSPECCIÓN DE TRABAJO: Primeras conclusiones y requerimiento a las productoras.


Ante un panorama que ha sido calificado como impactante; de constante “improvisación”; con irregularidades aberrantes; concluye la primera fase de esta campaña con un requerimiento de cambios e innovaciones de carácter urgente, que las productoras deberán poner en marcha a la brevedad.

Según expresó la Jefa de Equipo de esta Campaña General por Objetivos, en una reunión de la que participamos como sindicato, en 2010 comenzó esta actuación y ahora se da por concluida una primera fase, que podríamos denominar de “actuaciones pedagógicas”. Paloma Urgorri definió así el carácter pedagógico de esta primera fase: conocer el sector, relevar deficiencias, detectar incumplimientos y, como resultado de todo ello, emitir un requerimiento a las productoras.

Esto ocurrió en la reunión celebrada el pasado 17 de mayo, en la sede de la Inspección provincial de trabajo, a la que fuimos especialmente invitados los tres sindicatos que actuamos en el sector, TACE, ALMA y Unión de Actores, para escuchar las primeras conclusiones, los planes de continuidad de estas actuaciones y para recibir un informe de la Inspección que incluye los requerimientos básicos a las empresas productoras de televisión y publicidad.

Al día siguiente, en una convocatoria similar, se entregó ese documento de requerimientos a la FAPAE y al resto de los presentes, una docena de productoras de series de televisión.

Esta campaña estuvo dirigida por la propia Paloma Urgorri, bajo la supervisión de la responsable máxima de la Inspección D. Beatriz Losada y con la participación de un grupo de inspectores que actuaron en terreno. Según trasmitió uno de los inspectores, el panorama con el que se encontraron fue “Impactante”.
Efectivamente, el famoso requerimiento incluye temas que TACE viene denunciando hace años: Un sistema de contratación en fraude de ley; una planificación casi inexistente en materia de prevención de riesgos laborales; relaciones laborales encubiertas bajo la figura de “falsos autónomos”; abusos constantes en materia de jornada laboral e irregularidades en los temas de pago, cotización y disfrute de las vacaciones, entre los más importantes. Concretamente, la Inspección dice que en los programas y series de televisión el contrato inicial por obra no se puede repetir y que la opción es, como mínimo, el fijo-discontinuo.

En cuanto a jornada, se recoge el criterio general de la consulta planteada por este sindicato ante la Dirección General de Trabajo en 2009. Esto es, la jornada es de 35 horas semanales y sólo podrá extenderse a 40 con el acuerdo explícito de los trabajadores y siempre que se pague el plus de disponibilidad.

Además, la Inspección intima a las productoras a dar de alta a todos sus trabajadores; esto es, terminar con el fraude de los falsos autónomos que existen en muchas productoras cuando se ha comprobada la dependencia y ajeneidad en su trabajo y por cuanto la existencia de una relación laboral por cuenta ajena entre trabajador y productora. En este punto, además, se ha advertido a las productoras de la necesidad de un “efectivo control” y se hace advertencia expresa para evitar que las subcontratas incurran en esta práctica y en relación con la posible relación de responsabilidad solidaria.

Párrafo aparte merece la mención del tema de los riesgos laborales, en un sector en el que con la jornada como primer riesgo objetivo, fuente de accidentes y peligros constantes, la planificación, coordinación, formación y provisión de medios materiales, técnicos y humanos para la seguridad e higiene en el trabajo ha siso prácticamente inexistente.

En relación con la planificación del trabajo, el equipo de inspectores se ha encontrado con una improvisación aberrante. Se requiere por tanto una planificación escrita y pública de la temporada, que incluya horarios, regimenes de descanso, rotación de personal por vacaciones, etc. así como del establecimiento de un sistema que permita la constatación documental de las horas de trabajo de cada trabajador, los cómputos de horas extras y/o las compensaciones realizadas.

No menos importantes son los requerimientos que tienen que ver con los guionistas, que comparten en gran medida la realidad de los técnicos, sobre todo en cuanto a jornada y contratación. Y también se incluye en este documento de requerimiento a las productoras un apartado especial relacionado con el trabajo de los actores, sobre todos los menores y los figurantes.

Por ello, de aquí en más serán indispensables las comunicaciones de los trabajadores de cada serie o programa con sus respectivos sindicatos. Sólo con un control y vigilancia permanentes podremos lograr que este importantísimo avance se consolide y estemos cada vez más cerca de la consigna de TACE: Por nuestro derecho a trabajar con derechos.

http://www.tace.es/index.php/noticias/305-inspecciontrabajoconclusiones

 

Anterior El Conservatorio Superior de Música de Aragón contrató profesores de forma ilegal durante dos años
Siguiente La remuneración de las “becas para trabajar”

Comentarios

Sé el primero en comentar

Normas de participación:

En abusospatronales.es no nos hacemos responsables de los contenidos de los comentarios. El usuario es responsable de la totalidad de las manifestaciones en Internet igual que en cualquier otro lugar. Los comentarios no tienen por qué corresponderse necesariamente con nuestra opinión. Los comentarios serán moderados y necesitarán la aprobación del equipo. Nos reservamos el derecho de suprimir referencias a personas concretas, insultos o amenazas, así como el derecho a no aceptar determinados comentarios -o parte de ellos- por el incumplimiento de las normas que exponemos a continuación. Lee las normas aquí. Lee también Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

.
Notificarme vía email si hay
avatar
wpDiscuz