Trabajo ve “fraude” en ventas y despidos de Galisec, que busca negociar con los despedidos


De acuerdo con la lectura del informe de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social que ayer realizó el responsable local de la CIG en A Estrada y Deza, Antón Álvarez Merayo, en relación con el conflicto laboral en Galisec S.L.U., el citado órgano inspector no ha finalizado la investigación “dada la existencia de múltiples indicios que implicarían la realización de una serie de ventas en fraude de acreedores” por parte de la empresa a otras firmas “con las que mantiene vinculaciones mercantiles o comerciales”. Aunque el informe detalla que todavía no han comparecido en la Inspección Provincial las empresas cuyos datos y declaraciones se deben tener en cuenta para cerrar el expediente, la Inspección de Trabajo estima que Galisec y Servilimat Galicis S.L. son “un grupo de empresas a efectos laborales” con las consiguientes implicaciones de “responsabilidad de ambas en cuanto a pago de salarios o a justificación de las causas objetivas de despido”.
Agrega que en el expediente abierto obran documentos que “prueban la existencia de cesiones de créditos” a favor de Servilimat, apuntando además que esta circunstancia es “más que gravosa” para el “cumplimiento” de las “obligaciones laborales” de Galisec, de acuerdo con su cuenta de pérdidas y ganancias. La Inspección aprecia la “comisión por parte de Galisec SLU de un fraude de ley” en relación con el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) extintivo que solicitó pero no aplicó, “poniendo de manifiesto que no tenía liquidez ya” cuando lo pactó en verano.

“Impago generalizado”

De hecho, tras recordar que la empresa firmó un ERE a finales de julio que conllevaba “una indemnización de 32 días por año de servicio”, explica que luego “procedió a un impago generalizado desde entonces de los salarios de los trabajadores”. Explicita además que en los despidos de octubre de 2011 adujo “causa económica” y que la propia carta de despido anunciaba “la no aplicación del ERE extintivo por falta de liquidez”.

Hace notar que la existencia de ese ERE aprobado impidió que los trabajadores pudieran solicitar la rescisión de contrato por impago de los salarios, lo que a juicio de Trabajo supone una “clara vulneración de sus derechos”.

Además, el informe hace notar que la firma “despide por causas objetivas” a varios operarios después de que la Inspección abriese la investigación correspondiente. Entiende que la empresa es “conocedora de las líneas de la investigación abierta, como demuestra el hecho de que la documentación adolece de defecto por su carácter incompleto e incluso en algunos casos por su falsedad”.

Entiende la Inspección de Trabajo, siempre en consonancia con el texto leído por la CIG, que Galisec buscó “un resultado prohibido por el ordenamiento jurídico, o contrario a él”, a saber, “el cercenamiento e impedimento del ejercicio de sus derechos a la tutela judicial efectiva por los trabajadores”. Por eso, recalca que esos despidos deben ser considerados “ejecutados en fraude de ley” y no deben impedir aplicar la norma “que se hubiera tratado de eludir”. De hecho, concluye que los despidos de octubre de 2011 “merecen el mayor reproche jurídico, la nulidad de pleno derecho”.
La CIG también desveló ayer que Galisec habría encargado el 14 de noviembre a su abogado habitual en A Estrada tratar de negociar con los trabajadores despedidos, a fin de “intentar parar los juicios” tras la concentración realizada hace varias semanas en la céntrica Praza da Farola. A este respecto, Antón Álvarez Merayo reveló que la empresa “mandó un globo sonda” con una propuesta de montante económico cifrada en 184.000 euros, que cubriría salarios adedudados y una indemnización de 32 días por año trabajado, como se había pactado en el ERE extintivo. Pero, en opinión del responsable local de la CIG en A Estrada y Deza, esta propuesta era “un dardo envenado” porque incluía una “trampa”: el pago de esa cantidad “en 18 plazos y sin ningún tipo de garantías”.

“Obviamente, es una propuesta totalmente inaceptable”, valoró Álvarez Merayo, considerando que esto viene a reafirmar la “conducta” de la empresa, que no dudó en calificar de “chulesca, desafiante y totalmente de desprecio de cara a los propios trabajadores y a la propia administración”. También hizo notar que en los contactos mantenidos en ese intento de negociación, el abogado de la empresa pedía “que no hicieran ruedas de prensa ni movilizaciones” como la concentración realizada en la Praza da Farola.

Destacó, además, que en los juicios derivados de las demandas interpuestas contra Galisec por el conflicto laboral existente, la inspectora de Trabajo declaró favorable a los trabajadores y en contra de la empresa.

http://www.farodevigo.es/portada-deza-tabeiros-montes/2011/12/01/trabajo-ve-fraude-ventas-despidos-galisec-busca-negociar-despedidos/602298.html

Print Friendly, PDF & Email
Anterior Los jueces tumban otros 15 despidos hechos por la Generalitat
Siguiente Educación anuncia que abonará en diciembre a la docente de Religión despedida los salarios atrasados desde mayo

Comentarios

Sé el primero en comentar

Normas de participación:

En abusospatronales.es no nos hacemos responsables de los contenidos de los comentarios. El usuario es responsable de la totalidad de las manifestaciones en Internet igual que en cualquier otro lugar. Los comentarios no tienen por qué corresponderse necesariamente con nuestra opinión. Los comentarios serán moderados y necesitaran la aprobación del equipo. Nos reservamos el derecho de suprimir referencias a personas concretas, insultos o amenazas, así como el derecho a no aceptar determinados comentarios -o parte de ellos- por el incumplimiento de las normas que exponemos a continuación. Lee las normas aquí. Lee también Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

.
Notificarme vía email si hay
avatar
wpDiscuz