UGT dice que se atiende a los parados «en condiciones infrahumanas»


«Ya no podemos más», señaló ayer María García de la Cruz, secretaria del Sector de la Administración General del Estado de UGT-Rioja, a las puertas del Servicio Público Estatal de Empleo (SEPE) en la calle Calvo Sotelo. La sindicalista, rodeada de otros delegados de personal y de responsables de la central ugetista, resumía así la situación laboral que padecen los dieciocho trabajadores de esta oficina logroñesa, contigua a la del Servio Riojano de Empleo que gestiona la formación de los parados o se ocupa de los registros de contratos.

La concentración de protesta se realizó en la mañana de ayer ante los ojos atónitos de varias decenas de parados que descansaban en bancos y jardineras, a la espera de poder resolver sus asuntos. Lógicamente, para ellos la estampa no dejaba de ser rocambolesca. Con la crisis y el aumento del desempleo también ha crecido considerablemente el número de ciudadanos que requieren estos servicios. En pocos días se pondrá en marcha la cita previa para evitar las largas filas y los madrugones.

Según sus datos de García de la Cruz, «los trabajadores del Inem ya no podemos más, se trata de atender a los ciudadanos y se les atiende en condiciones infrahumanas porque no se cumplen los acuerdos que abarcaban hasta 2012 y que contemplaban mejoras de plantillas y aumento de personal». Sus tareas no están transferidas a la Comunidad Autónoma y tienen que ver con el pago de prestaciones y subsidios.

Además de la de Logroño, el SEPE tiene abiertas oficinas en Calahorra y Haro, y todas dependen de una Dirección Provincial que radica en la calle Juan II de la capital riojana. La situación es general en toda España y por eso ayer se repitieron las protestas ante las principales oficinas del SEPE, en apoyo a los sindicalistas y delegados de personal que accedieron a la sede del Ministerio de Trabajo con intención de encerrarse.

Ocho meses de retraso

Al parecer, según comentó ayer García de la Cruz, la gota que ha colmado el vaso ya rebosante de estos trabajadores públicos ha sido el decreto-ley publicado en el Boletín Oficial del Estado el pasado agosto por el que se establece que las plantillas del SEPE deberán atender también los asuntos que hasta ahora llevaba el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa). «Si nos van meter todo lo que lleva el Fogasa, que acumula ocho meses de retraso en la resolución de los casos, ni con el doble de plantilla tendríamos bastante», precisó. En La Rioja, las oficinas del Fondo de Garantía Salarial tienen actualmente asignados dos letrados, un administrativo y un auxiliar.

La responsable ugetista elogió el esfuerzo realizado por el Gobierno central para modernizar el servicio de empleo con medios informáticos y técnicos. «En este ámbito es un organismo puntero, pero en personal estamos bastante peor, por lo que pedimos que se ponga remedio y que nos den la promoción interna que se nos prometió».

García de la Cruz no se limitó a demandar soluciones al Ejecutivo de Madrid, sino que también se dirigió al Gobierno riojano. «Que no escurra el bulto, que se moje y que firme convenios con el Ministerio como hacen en otros sitios para tratar de mejorar la situación y atender mejor a los desempleados», reclamó.

http://www.elcorreo.com/alava/v/20110929/rioja/dice-atiende-parados-condiciones-20110929.html

Print Friendly, PDF & Email

Únete al debate

avatar
  Sigue el debate:  
Notificarme vía email si hay