Trabajaba para un colegio, situado en la Eliana (Valencia), que tenia sus autobuses propios Este colegio se deshace de la empresa y se la vende a Navarro y Quesada, situada en Burjasot. Como las leyes les apoyan en todo,y con la mentira por delante, nos despidieron a dos trabajadores y en el aire queda una compañera.Los autobuses continúan trabajando y los conductores nuevos están contratados a 2h y 4h y trabajan de lunes a domingo. Es una injusticia lo que pasa en este país. Yo estaba trabajando fijo.