Un trabajador es un esclavo que no puede ponerse enfermo


Despido improcedente a una trabajadora y compañera de CNT León que se encontraba con una baja médica de cuatro días.
La empresa Chic, una tienda situada en León y su propietaria, alegaron un despido disciplinario para no pagar indemnización.
Deben varias nóminas y liquidación a la trabajadora, además de la indemnización por despido improcedente.
El sindicato y la compañera despedida ya están llevando a cabo las reclamaciones pertinentes.

Print Friendly, PDF & Email
Anterior Rocío, trabajadora a tiempo parcial en un hipermercado: "Es humillante, me siento pisoteada"
Siguiente Publicación de La Guía del Auxiliar de Servicios

Comentarios

Sé el primero en comentar

avatar
  Subscribe  
Notificarme vía email si hay